Ataque de pánico: ¿cuándo es un trastorno?

Ataque de pánico
0Shares

El ataque de pánico se da repentinamente sin la presencia de un peligro real o causa aparente.

Se caracteriza por el miedo intenso, la persona siente que pierde el control o que va a morir.

Hay que tener en cuenta que existen diferencias entre un ataque de pánico y el trastorno de pánico.

Según estudios realizados en el Instituto Nacional de Psiquiatría en una muestra de 9 mil mexicanos, se encontró que el 28.3% sufrió ataques de pánico al menos una vez en su vida.

De ese 28.3%, el 1.1% cumplió con criterios diagnósticos de trastorno de pánico con el desarrollo de agorafobia, y el 3.7% desarrolló el trastorno de pánico sin agorafobia.

Por lo tanto, conviene prestar atención a este tipo de ataques y recurrir a la consulta con un psicólogo para un tratamiento que permita evitar que el ataque pase a ser un trastorno.

Siempre podrás tener la opción de un psicólogo online que podrá ofrecerte psicoterapias en línea, con la misma efectividad y más comodidad y beneficios que la opción tradicional.

Síntomas de los ataques de pánico

Los ataques de pánico se caracterizan por una serie de síntomas, conocerlos  te ayudará a identificar cuándo sufres uno:

  • Sensación de peligro o fatalidad inminente
  • Miedo a perder el control o a la muerte
  • Taquicardia y palpitaciones
  • Sudor
  • Temblores o sacudidas
  • Falta de aliento u opresión en la garganta
  • Escalofríos
  • Sofocos
  • Náuseas
  • Calambres abdominales
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Mareos, sensación de desvanecimiento o desmayos
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo
  • Sentimientos de irrealidad o desconexión

Estos síntomas pueden ser tan graves y molestos que quienes sufren un ataque de pánico temen que se repita. Este temor los lleva a evitar las condiciones bajo las que se dio el ataque.

Es así como se desarrollan comportamientos que pueden confundirse con otros trastornos, y que son más bien signos del miedo al ataque de pánico.

¿Cuándo se convierten los ataques de pánico en trastorno?

Ahora bien, muchas veces los ataques no son más que episodios aislados y originados por otros tipos de trastornos, o por problemas en la salud mental.

Sin embargo, en ocasiones estos ataques evolucionan hasta el punto de convertirse en un trastorno.

De hecho, los ataques de pánicos pueden conllevar a otros tipos de problemas durante su evolución, entre ellos:

  • Manifestación de fobias específicas
  • Riesgo elevado de suicidio o pensamientos suicidas
  • Atención médica frecuente por preocupaciones de salud y otras enfermedades
  • Rechazo ante situaciones sociales
  • Problemas en la casa y en la escuela por falta de habilidad social
  • Depresión, trastorno de ansiedad y otros trastornos psiquiátricos
  • Consumo inadecuado de alcohol u otras sustancias
  • Problemas económicos
  • Entre otros

Cuando se dan estos problemas, se está frente al trastorno de ataque de pánico, debido a que estos se vuelven crónicos.

Además, el trastorno de pánico evoluciona a trastorno cuando comienza a comprender la agorafobia. Es decir, cuando la persona comienza a evitar lugares y situaciones que provocan ansiedad por miedo.

Es así como se vuelve incapaz de escapar de situaciones que producen el ataque de pánico, e incluso la persona puede volverse dependiente de otras hasta para salir de casa.

¿Cómo puedes evitar que un ataque de pánico se convierta en trastorno?

Ahora que ya conoces lo grave que puede ser el trastorno de pánico, lo mejor es que evites que un ataque evolucione afectando tu salud mental.

Es normal enfrentar ataques de pánico alguna vez en la vida, pero en cuanto sucede lo más conveniente es buscar ayuda profesional.

Una forma de buscar ayuda es mediante la consulta a un psicólogo online, puedes optar por uno convencional, y tener sesiones presenciales también.

Pero recomendamos el psicólogo online porque te da la ventaja de poder hacer tus sesiones desde la comodidad de tu hogar. Puedes escoger los horarios a conveniencia, sin que representen una interrupción significativa a tu rutina.

Lo importante es que puedas obtener terapias para poder superar el ataque de pánico, y controlar las posibles secuelas que puedan quedar. Es así como te asegurarás de poder tener una vida plena.

Conclusión

Como se ha dicho en el inicio del artículo, cualquier persona puede sufrir un ataque de pánico y esa es la razón por la que debes tener en cuenta los síntomas.

Al identificar un ataque de pánico, toma las medidas que permitan evitar que se convierta en un trastorno de salud mental.

Recuerda que las terapias guiadas por un psicólogo te ayudarán a controlar la ansiedad y los miedos que producen los ataques de pánico.

Te recomendamos que compartas este artículo con tus amigos, así podrán conocer cuándo sufren un ataque de pánico y tomar medidas y cuando están padeciendo el trastorno.


Fuentes:

  1. Álvarez, C. El Ataque de Pánico, una mirada Psicoanalítica. Recuperado el 03 de febrero de 2019 del sitio web: http://www.imagoagenda.com/articulo.asp?idarticulo=753
  2. Botella, C. Tratamientos psicológicos eficaces para el trastorno de pánico. Psicothema, vol. 13 (3), pp. 465-478. Recuperado el 03 de febrero de 2019 del sitio web: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=72713312
  3. Vargas, J. H. Reseña de “Agorafobia y ataques de pánico” de Bados López, A. Persona, Vol. 6, pp. 231-236. Recuperado el 03 de febrero de 2019 del sitio web: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=147118110017

 

 

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *