Tipos de tratamientos para trastornos de la salud mental

tratamientos para trastornos de la salud mental
0Shares

Los trastornos de la salud mental son más comunes de lo que podemos imaginar. Por eso es importante tener conocimiento sobre cómo acceder a tratamientos eficaces.

Los siguientes datos fueron resultados de la Encuesta Nacional de Epidemiología en México y el informe “La salud mental en México”, elaborado por la Cámara de Diputados:

  • El 28.6% de la población de entre 18 y 65 años ha sufrido, al menos una vez, una enfermedad o un trastorno mentales.
  • El trastorno psicológico más frecuente en México es la ansiedad, padecida por el 14.3%; le siguen el abuso de sustancias (9.2%) y los trastornos afectivos, como la depresión (9.1%) y las fobias (7.1%).
  • El 18% de la población urbana de entre 18 y 65 años padece un trastorno afectivo, principalmente depresión.
  • Un 36% de los mexicanos padecerá un desorden psiquiátrico antes de los 65 años, de entre ellos, 20% desarrollará bipolaridad o depresión, 17.8% de ansiedad y 11.9% abusará de sustancias.

Estos datos deben ser una alerta, en caso de presentar síntomas que señalen algún tipo de trastorno de salud mental, no dudes en consultar a un psicólogo que pueda evaluarte para un diagnóstico.

Por eso te recomendamos que tengas en cuenta la opción de un psicólogo en línea, ya que es una modalidad del servicio que te brinda innumerables beneficios.

¿Cómo saber cuándo se necesita tratamiento para trastornos de la salud mental?

Los primero que tienes que saber es si necesitas terapias para superar algún tipo de trastorno de la salud mental.

Por eso te presentamos algunos síntomas generales que te ayudarán a identificar la necesidad de terapias:

  • Constantes sentimientos de tristeza o depresión
  • Hostilidad o violencia inexplicable.
  • Incapacidad para lidiar con el estrés o con sus sentimientos.
  • Delirios, paranoia o alucinaciones
  • Problemas o dificultad para concentrarse.
  • Sentimientos extremos, como el miedo, culpabilidad, tristeza o ira.
  • Aislamiento de los amigos o las actividades.
  • Cambios de humor extremos.
  • Abuso de alcohol o drogas.
  • Pensar en hacerse daño a sí mismo o a otros.

Ante la presencia de uno o más de estos síntomas, mayormente si se hacen frecuentes, lo mejor es buscar ayuda profesional para obtener un diagnóstico y tratamiento que se ajuste a tu condición.

A continuación, presentamos los distintos tipos de tratamiento:

Tipo de tratamiento # 1: Medicamentos

Existen trastornos de la salud mental que requieren de tratamientos a base de medicamentos.

Este tipo de tratamiento origina cambios en las sustancias químicas cerebrales que son parte de los procesos relacionados a la manifestación de emociones y patrones de pensamientos.

Ahora bien, los medicamentos no curan el problema de salud mental, tan solo mejoran los síntomas. De cualquier manera este es un tipo de tratamiento que debe ser indicado por un especialista.

La automedicación puede agravar el problema, por eso evita tomar medicamentos sin prescripción médica.

Tipo de tratamiento # 2: Grupo de apoyo

Estos son grupos de autoayuda y apoyo. Pueden ayudar a tener una mejor idea sobre la afección.

También es ventajoso ya que permite conocer personas, obtener apoyo, recursos y recibir consejos que te ayudarán a enfrentar los síntomas del problema de salud mental.

Generalmente los problemas de salud mental originan sentimientos de aislamiento, los grupos de apoyo son una forma eficaz de vencer tales sentimientos.

Es importante que el grupo sea dirigido o guiado por un especialista.

Tipo de tratamiento # 3: Programa hospitalario o residencial

Cuando los problemas de salud mental evolucionan a tal punto de poner en riesgo la vida del paciente, o de quienes le rodean, se emplea este tipo de tratamiento.

Se implementa también cuando la persona que padece el trastorno no puede cuidarse a sí mismo.

Es un tratamiento efectivo bajo los distintos contextos mencionados, ya que le permite a la persona obtener el cuidado que necesita y el resguardo para que su vida no esté en peligro.

El seguimiento que proporciona un tratamiento hospitalario e incluso residencial es una de las grandes ventajas de este tipo de tratamiento.

Tipo de tratamiento # 4: Psicoterapia o consejería

Este se considera uno de los más efectivos, además que suele combinarse con otros tipos de tratamientos.

Existen diversos tipos de psicoterapias, un psicólogo será capaz de determinar cuál es la psicoterapia más apropiada según el tipo de trastorno y sus síntomas.

Entre las más comunes están la terapia cognitiva conductual y la terapia de conducta dialéctica.

Por otra parte, este tipo de terapia se puede hacer de manera individual, en grupo e incluso con la familia del paciente.

También se recomienda la asistencia de un psicólogo online, en la actualidad las psicoterapias online representan una gran solución.

Conclusión

Te hemos presentado los distintos tipos de tratamientos para trastornos de la salud mental.

Existen otros tipos, sin embargo, los presentados en este artículo son los más populares y efectivos.

Comparte este artículo en tus redes sociales, así otros podrán conocer los diferentes tipos de tratamientos para los problemas de salud mental.


Fuentes:

  1. De Maat S, Dekker J, Schoevers R, de Jonghe F. Relative efficacy of psychotherapy and combined therapy in the treatment of depression: A meta-analysis. European Psychiatry 2007; 22:1-8.
  2. BECK, A.T. y FREEMAN, A. Terapia cognitiva de los trastornos de personalidad. Barcelona: Paidós.
  3. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD: Trastornos mentales y del comportamiento. Descripciones clínicas y pautas para el diagnóstico. Madrid: Meditor.
  4. Encuesta Nacional de Epidemiología en México/Informe “La salud mental en México”, elaborado por la Cámara de Diputados/Información del Plan de Acción de Salud Mental 2013-2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/como-andamos-de-salud-mental-los-mexicanos

 

 

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *