¿Antisocial o asocial? ¿En qué se diferencian?

¿Antisocial o asocial ¿En qué se diferencian

¿Cómo saber si una persona es antisocial o asocial? ¿Cuándo es necesario contar con acompañamiento para superar algún tipo de conducta asocial? Son algunas de las inquietudes que responderemos en este artículo.

Te invitamos a aprender la diferencia entre estos términos y a compartir la información con personas que les pueda servir. 

Definiciones de Antisocial y Asocial

La primera diferencia está en las definiciones. En este sentido, una persona antisocial va en contra del orden social.

Mientras que, la persona asocial es la que no se integra ni se relaciona con la sociedad. 

De manera que, usualmente se usa erróneamente el término antisocial cuando se hace referencia a alguien que prefiere estar solo o que disfruta estar apartado de otras personas.

Un antisocial padece de un trastorno psiquiátrico que se conoce como “Trastorno de la personalidad antisocial”. De igual forma, se puede llamar antisocial a una persona que manifiesta conductas delictivas o rebeldía deliberada. 

Un asocial es quien no tiene motivación para comprometerse e interactuar en sociedad. Generalmente, alguien asocial padece problemas de integración. 

Diferencias entre las características

Una forma de identificar a un antisocial o asocial es a través de las características que presentan:

  1. Un antisocial desconoce cómo adaptarse a las normas. Un asocial sabe cómo hacerlo pero no se siente cómodo.
  2. Alguien que padece de trastorno de la personalidad antisocial tiene ausencia de empatía y remordimiento, también es egocéntrico y tiene autoestima distorsionada. Mientras que, un asocial sencillamente prefiere actividades en solitario.
  3. El antisocial deshumaniza, es megalómano y manifiesta hedonismo. Por otro lado, el asocial prefiere la vida en solitario pero tiene interés en la sociedad. Usualmente le preocupan las cosas que considera injustas o que no están bien y está dispuesto a participar de alguna forma en cambiarlas. 
  4. Un antisocial manifiesta conductas delictivas como vandalismo y robo porque siente rechazo hacia la sociedad.

¿Puede ser tratado el trastorno de personalidad antisocial?

La respuesta es: sí. El tratamiento puede ser complicado, ya que este trastorno incluye configuraciones de comportamientos, perspectivas, creencias y actitudes que se han ido reforzando con el tiempo. Una persona antisocial puede creer que es normal ser así y, por tanto, no presenta interés de cambiar. 

Por ello, la ayuda de un profesional es indispensable para estos casos. Un psicólogo en línea esta capacitado para trabajar con trastornos de la personalidad.

En este caso, el tratamiento va enfocado a que la persona entienda los beneficios y vea la necesidad del cambio. El terapeuta tiene el deber de transmitir respeto, autoridad y suficiente cercanía como para que la terapia no se perciba como imposición y no cause resistencia. 

¿Qué hay de la personalidad asocial, puede cambiarse?

La personalidad asocial es una característica no patológica, y se manifiesta en las personas introvertidas. 

Sin embargo, existen algunos trastornos en los que puede encontrarse conductas asociales como:

  1. El trastorno esquizoide de la personalidad: un patrón de conducta en que predomina la tendencia al aislamiento, la frialdad, la apatía y la falta de interés por las relaciones sociales.
  2. El trastorno esquizotípico, en el que la falta de contacto social se debe más a la ansiedad social y a los comportamientos extravagantes.
  3. Trastorno de personalidad por evitación, cuando se busca evitar algún objeto, situación, lugar o persona por la presencia de miedo.
  4. Fobia social o ansiedad social,  cuando se es asocial por la ansiedad y el miedo a hacer el ridículo. 

Lo importante es que tanto las conductas asociales, como las antisociales, pueden ser tratadas mediante psicoterapia.

Si identificas síntomas que te hacen pensar que eres antisocial o asocial, te invitamos a escoger un psicólogo en línea en nuestra plataforma. Todos nuestros psicólogos están dispuestos a escucharte y ayudarte para vencer estas dificultades.

Referencias

  1. American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Quinta edición. DSM-V. Masson, Barcelona.
  2. Quiroga, E. & Errasti, J. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para los trastornos de personalidad. Psicothema. Universidad de Almería y Universidad de Oviedo. Recuperado de: https://digibuo.uniovi.es/dspace/bitstream/handle/10651/26906/Psicothema.2001.13.3.393-406.pdf?sequence=1&isAllowed=y
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 9 Promedio: 4.2)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *