Tipos de depresión y cómo identificarlos

0Shares

La depresión es un trastorno del humor, el más importante de las perturbaciones afectivas. Junto a los trastornos de ansiedad, son las principales y más frecuentes alteraciones mentales del hombre.

Se conocen distintos tipos de depresión según la clasificación de enfermedades mentales. Algunos requerirán de ayuda psicológica para ser superados. Estos son:

  • Depresión mayor.
  • Episodio depresivo reactivo.
  • Depresión psicógena.
  • Episodios aislados de reacción depresiva.

Episodios de depresión

El paciente con episodios depresivos típicos tiene un humor depresivo y pierde interés de disfrutar hasta mínimas experiencias placenteras. Disminución de vitalidad que conlleva a un escaso nivel de actividades y a un cansancio exagerado aun con mínimos esfuerzos.

Como resultado, estos episodios depresivos también pueden identificarse por:

  • Pérdida del apetito.
  • Trastornos del sueño.
  • Perspectiva sombría del futuro.
  • Disminución de la atención y concentración.
  • Pensamientos y actos suicidas o de autoagresiones.
  • Pérdida de confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad.
  • Sentimientos de culpa y de inutilidad (incluso en episodios leves).

Algunos de estos síntomas pueden ser muy destacados y adquirir un significado clínico especial.

La psicóloga, Luisa Vásquez, amplia estos típicos signos “somáticos”.

  • Cuando algo que causaba placer ya no tiene efecto como, por ejemplo, bailar.
  • Pérdida de reactividad emocional a acontecimientos y circunstancias ambientales placenteras.
  • Despertarse por la mañana dos o más horas antes de lo habitual.
  • El empeoramiento matutino del humor depresivo.
  • Pérdida marcada de apetito, de peso e inclusive, de la libido.

Episodios depresivo leve

Los episodios depresivos leves suelen manifestarse con un ánimo depresivo, pérdida de interés y de la capacidad de gozo.

La psicóloga destaca que al menos dos de estos tres síntomas deben estar presentes para hacer un diagnóstico definitivo.

“Ninguno de los síntomas debe estar presente en un grado intenso. El episodio depresivo debe durar al menos dos semanas”.

Aunque posiblemente no las abandone por completo, un paciente con episodio depresivo leve tendrá dificultad para emprender sus actividades laborales y sociales.

Episodios depresivos moderados

En los episodios depresivos moderados se suma a la pérdida de interés y capacidad de disfrutar, el aumento del cansancio.

“Es probable que varios de los síntomas se presenten intensamente, aunque esto no es esencial si son muchos los signos presentes”, destaca la profesional de la salud mental.

Asimismo, Vásquez afirma además que el individuo con episodio depresivo moderado suele tener grandes dificultades para continuar sus actividades ordinarias.

Episodios depresivos graves

El paciente con un episodio depresivo grave suele manifestar angustia o agitación, a menos que la inhibición sea una característica marcada.

Por lo tanto, la especialista advierte que en este último caso, la pérdida de autoestima, los sentimientos de inutilidad o de culpa, aumentarán el riesgo de suicidio.

En los dos últimos escenarios, la ayuda psicológica será valiosa para ayudar a las personas a superar sus trastornos. Sin embargo, no se podrá ayudar al paciente con apoyo emocional si no se reconocen los síntomas. Asimismo, la terapia desde un consultorio será tan útil como la ayuda psicológica en línea a través de Internet.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *