Trastorno bipolar: síntomas y tratamiento

trastorno bipolar
0Shares

El trastorno bipolar es una perturbación psicopatológica del estado del ánimo, que consiste en episodios maníacos y depresivos.

La ayuda psicológica por profesionales nivela la condición y controla sus síntomas, no sin antes aprender a identificarlos.

Los trastornos bipolares no son una condición nueva. Se manifiestan en personas con la alternancia de episodios de depresión y manía, con períodos de estado de ánimo normal entre sus intervalos.

Las personas con trastorno bipolar pueden tener episodios maníacos, depresivos o episodios mixtos. Estos últimos incluyen síntomas maníacos y depresivos.

Los síntomas de un episodio anímico duran una, dos o hasta más semanas. Se manifiestan todos los días y por casi las 24 horas del día, cuando una persona los sufre.

Síntomas del trastorno bipolar

El paciente tiene una exaltación vital durante la manía que puede expresarse en una euforia franca. Una en la que predomina la cólera sobre la alegría festiva.

Otros síntomas son la excitación psicomotriz, el curso del pensamiento muy acelerado y atención dispersa. Insomnio, anorexia, taquicardia y aumento del deseo sexual, se suman como señales del trastorno.

Las personas que están teniendo un episodio depresivo podrían sentirse:

  • Tristes
  • Cansadas
  • Preocupadas o vacías
  • Con dificultad para dormir
  • Insatisfechas en cuanto al gozo
  • Con dificultad para concentrarse
  • Olvidar frecuentemente sus comidas
  • Con ganas extremas de dormir mucho o poco
  • Con ganas de suicidio o pensamientos sobre la muerte

Aunque los síntomas se manifiestan en la adolescencia tardía o madurez temprana, no se descartan en niños o adultos mayores.

Los sinos bipolares son tan fuertes que perjudican relaciones y dificultan tareas sencillas como asistir al colegio o al trabajo. Esta enfermedad también puede ser peligrosa.

Es importante que personas con el trastorno comuniquen sus estados de ánimo para recurrir a la ayuda psicológica o terapia. De no ser así, el riesgo de que estas se hagan daño severo o mortal será mayor.

Aunque no tiene cura, los pacientes con trastorno afectivo bipolar, como también se le conoce a la enfermedad, pueden gozar de una vida normal y exitosa por los tratamientos médicos.

Los episodios anímicos suelen estar acompañados de problemas de comportamiento como, por ejemplo:

  • Beber demasiado o comenzar a consumir drogas.
  • Correr riesgos como gastar mucho dinero o tener sexo irresponsablemente.

Ambos comportamientos dañarán tarde o temprano la vida de la persona y perjudicarán sus relaciones sociales.

Los pacientes con trastorno bipolar también tienen problemas para mantener su empleo o para desempeñarse bien en sus estudios.

Ayuda profesional

El tratamiento proveniente de la ayuda psicológica profesional puede proveer herramientas para controlar los síntomas del trastorno afectivo bipolar.

La mayoría de las personas pueden controlar los cambios en el estado de ánimo y sus problemas de conducta.

El tratamiento es permanente e incluye medicamentos y terapias. Se suman las alternativas electroconvulsivas practicadas por especialistas autorizados, para prescribir fármacos o aplicar electroshock de forma segura.

El médico certificado probará con varios medicamentos para precisar el que necesita el paciente, pues cada persona responde diferente.

La interrupción brusca del tratamiento podría causar resultados adversos y siempre se estará en comunicación con el médico.

La psicoterapia ayuda al paciente a manejar su vida y a relacionarse mejor, por lo que esta debe incluir a la familia.

También existen otros tratamientos para cuando no hay mejoría con fármacos y psicoterapia. El médico especialista podría recomendar terapias de choque para producir cambios en el cerebro, pero esta sería la última opción.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *