Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad. TDAH. Psicologos en linea.
0Shares

Al trastorno por déficit de atención e hiperactividad se le conoce también por las siglas TDAH.

Una de las cifras que nos dan una idea sobre este trastorno, proviene de un metaanálisis que establece que solo en España hay un 6,8% de menores de 18 años con síntomas compatibles con TDAH.

También se ha establecido que, en México, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), un millón quinientos mil personas menores de 18 años sufren de TDAH.

Estas cifras nos dan una idea de lo común que puede ser el TDAH.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, es un trastorno mental que resulta de la combinación de problemas persistentes.

Estos problemas se describen como dificultad para prestar atención, hiperactividad y conducta impulsiva.

Las consecuencias del TDAH pueden ser graves.

El TDAH dificulta las relaciones estables, causa un mal desempeño laboral o estudiantil, afecta la autoestima, entre otras cosas.

Para evitar tales consecuencias, lo mejor es contar con la orientación de un psicólogo online o uno convencional, que te guíe para controlar los síntomas.

Síntomas del TDAH

Los síntomas van disminuyendo con el envejecimiento.

Sin embargo, todavía en la edad adulta el TDAH puede llegar a afectar el desempeño cotidiano de la persona.

La impulsividad, dificultad para prestar atención y la inquietud son algunos de los síntomas más frecuentes, y persistentes en la edad adulta.

Estos síntomas pueden variar entre leves y graves.

Otros de los síntomas del TDAH son:

  • La dificultad para concentrarse y establecer prioridades
  • La tendencia marcada hacia el incumplimiento de fechas límites
  • Olvidar eventos especiales
  • La falta de capacidad para controlar los impulsos.

La impaciencia y los cambios de humor, así como los arrebatos de ira, son frecuentes en una persona con trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Causa de la TDAH

La causa específica del trastorno de déficit de atención e hiperactividad no se ha determinado con claridad.

Sin embargo, los estudios y análisis sugieren tres factores que contribuyen a originar el TDAH.

A continuación, se presentan:

El entorno: Se ha determinado que la constante exposición al plomo durante la infancia, contribuye a la aparición del trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Genética: Los estudios señalan que los genes están implicados en la aparición del TDAH. Incluso, el trastorno puede ser hereditario.

Aproximadamente el 75% de los casos, tienen un origen genético.

Problemas durante el desarrollo: Si hay problemas, durante el crecimiento, en el sistema nervioso central, hay más probabilidades de padecer este tipo de trastorno.

Por último, también existen los llamados factores de riesgo, llamados perinatales. Estos se relacionan con el embarazo, el parto y los primeros meses de vida.

Tales factores son el consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo y el sufrimiento fetal.

Tratamientos del trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Existen dos tipos de tratamientos que se aplican en caso del TDAH, estos son los medicamentos y la ayuda psicológica.

Los medicamentos deben ser indicados por un especialista, quien generalmente recomendará estimulantes u otros medicamentos como antidepresivos.

El tratamiento psicológico es aplicado por un psicólogo online o uno convencional.

Este tipo de tratamiento, ayuda al paciente a educarse en relación al trastorno y desarrollar habilidades para controlar los síntomas.

A través del tratamiento psicológico lograrás una mejor administración del tiempo y organización.

De igual forma, es posible reducir la conducta compulsiva, afrontar situaciones que pueden desencadenar la ira, mejorar la autoestima, entre otras cosas.

En conclusión, el TADH es un problema que puede interferir en el desempeño de actividades diarias. Pero también puede ser controlado.

Te invitamos a compartir este artículo en tus redes sociales. Permite que otros conozcan más sobre este tipo de trastorno.

 

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *