Terapia para controlar la ira

Terapia para la ira

La ira es una emoción que se da frente a situaciones de frustración e injusticia. Esta nos permite notar cuando no estamos a gusto con una situación y expresar nuestros desacuerdos. Por lo tanto, como todas las emociones, es parte de la experiencia humana, útil y comprensible en ciertas situaciones. 

Sin embargo, la ira crónica y muy intensa puede interferir en nuestra vida de distintas formas. Puede impactar nuestra salud física, calidad de vida y relaciones. Por eso, es necesario identificar si tenemos problemas de control de ira, para de esta forma obtener el tratamiento adecuado y aprender herramientas que nos puedan ayudar.

¿Qué es el control de ira?

El control o manejo de la ira involucra una serie de habilidades de manejo de emociones. Implica identificar la ira desde que se comienza a presentar y canalizarla o expresarla de una manera efectiva. No implica evitar la emoción ni dejar de sentirla, sino hacerlo de tal forma que no nos genere problemas en la vida personal.

El control de ira es una habilidad que aprendemos a lo largo de la vida. Está influenciada tanto por nuestra predisposición biológica a sentir esa emoción y la manera en la que observamos a las personas a nuestro alrededor manejarla. A partir de lo que aprendemos podemos relacionarnos con ella de una manera sana, o por otro lado, tener algunas dificultades con su manejo.

¿Cómo saber si tengo problemas de control de ira?

Los problemas de control de ira se dan por distintos motivos. En ocasiones surgen como síntoma de otros problemas de salud mental, tal como la depresión. Por otro lado, a veces se dan a partir de experiencias de vida traumáticas. A continuación, te explicamos algunos síntomas de problemas de control de ira:

  • Sientes ira frecuentemente.
  • La ira te lleva a decir o hacer cosas de las cuales te arrepientes.
  • Tienes sentimientos de impaciencia, irritabilidad y hostilidad de manera constante.
  • Expresas tu ira de una manera violenta (verbal o física).
  • La ira está impactando tus relaciones interpersonales.
  • La ira te provoca conductas violentas o impulsivas.
  • Crees que tu ira está fuera de control y no la puedes manejar.
  • Evitas situaciones por miedo a tener un arrebato de ira.
  • Te encuentras discutiendo con otras personas frecuentemente.
  • Has roto o golpeado objetos frente a situaciones de mucha ira.

Tratamiento para la ira y la agresividad

Existen distintos tratamientos para el manejo de la ira y la agresividad. Entre ellos están los medicamentos, programas de tratamiento grupales y la terapia individual. Entre los tratamientos más efectivos para el manejo de la ira se encuentra la Terapia Cognitivo-Conductual.

Terapia para el manejo de la ira

La terapia individual para el manejo de la ira te brindará las herramientas adecuadas para poder contactarla y canalizarla de una manera efectiva. El estilo de tratamiento dependerá de tu terapeuta, sin embargo, todas se enfocarán en ayudarte en ciertos aspectos, principalmente:

Auto-conciencia

Quizás sientas que tu ira explota en cuestión de segundos. Sin embargo, existen algunas señales de alerta que aparecen apenas comienzas a sentir esta emoción y aún no ha llegado a un nivel muy alto. Con ayuda de la terapia puedes aprender a reconocer estas señales de alerta y lidiar con la situación de una manera apropiada.

Herramientas de manejo de ira

Gran parte de la terapia consistirá en brindarte herramientas prácticas que te ayuden a manejar tu ira. Algunas serán para momentos en los que tienes la emoción demasiado intensa, para poder responder de manera efectiva a las situaciones y no tener mayores problemas. Otras serán herramientas del día a día, que te permitirán rastrear tu estado de ánimo y mantener tu estrés bajo control. De esta forma, irás logrando manejar la ira.

Explorar las causas de la ira

Hay muchas situaciones que pueden llevar a las personas a tener problemas de ira, entre ellas factores biológicos, aprendizaje y experiencias de vida difíciles. En algunas terapias para la ira te ayudarán a indagar sobre qué te lleva a sentirte así. Podrás explorar qué te llevó a sentir esa emoción o qué hay detrás de ella. Esto te permitirá conocer y trabajar el problema de raíz.

Reconocer gatilladores

La terapia para la ira puede ayudarte a lograr una mejor comprensión de las situaciones que te llevan a tener ira. Te ayudará a considerar qué te genera ira, quizás es el cansancio, los comentarios negativos, la impaciencia, etc. Esto te llevará a crear un plan de acción para saber qué hacer cuando se presenten estas situaciones. 

Mejorar las habilidades de comunicación

Este tipo de terapias pueden ayudarte a expresar tus emociones de una manera saludable, asertiva y respetuosa sin necesidad de llegar a la agresión. Un terapeuta especializado en ira podrá ayudarte a desarrollar habilidades de comunicación que sean más efectivas y asertivas. Esto te ayudará a expresar tus emociones de tal manera que puedas comunicar lo que quieras comunicar, sin que esto tenga un impacto en tus relaciones interpersonales.

Aprende a controlar la ira hoy

Si te has identificado con este artículo y crees que tienes dificultades o no sabes cómo manejar el enojo, te podemos ayudar. Tenemos psicólogos especializados en el manejo de la ira que te podrán enseñar a controlar la ira y agresividad. Te podrán brindar herramientas prácticas para que puedas controlar esta emoción y construir la vida que realmente deseas tener.

Referencias

  1. Asociación de psicología Americana. (2019). Understanding anger: How psychologists help with anger problems. Recuperado de: https://www.apa.org/topics/anger/understanding
  2. Morin, A. (2021). 11 Anger Management Strategies to Help You Calm Down. Recuperado de: https://www.verywellmind.com/anger-management-strategies-4178870
  3. Nichols, H. (2019). Feeling angry: Mental health and what to do. Recuperado de: https://www.medicalnewstoday.com/articles/326155#causes 
  4. Pathak, N. (2020). Anger Management. Recuperado de: https://www.webmd.com/mental-health/anger-management 

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 2)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *