La ira como problema de salud mental: Síntomas, causas y tratamiento

como controlar la ira psicologos en linea
0Shares

La ira puede ser una reacción normal ante ciertas circunstancias, pero cuando se intensifica y se hace permanente o muy frecuente apunta a problemas más graves que deben ser tratados.

Los problemas de ira pueden producir enfermedades a nivel físico y mental, por eso si sufres episodios de ira constantemente, y te lo señalan otras personas o sientes que siempre estás molesto, busca ayuda profesional para superar los problemas de ira.

Un psicólogo online te ayudará con un tratamiento efectivo a base de terapias en las que podrás descubrir y aprender estrategias para manejar tu ira.

Síntomas de los problemas de ira

Para reconocer cuándo la ira es más que un enfado, necesitas tener en cuenta una serie de síntomas que señalan que tienes problemas de ira que podrían traerte graves consecuencias, como dificultades para relacionarte con otros, e incluso problemas de salud física.

Uno de los síntomas es que se incrementa la temperatura del cuerpo, entonces comienzas a experimentar una calentura que se siente en la parte de arriba del pecho.

La temperatura también aumenta en tu rostro. Este es un síntoma que también se asocia a la ansiedad, de manera que debes tener en cuenta otros síntomas.

También se acelera el corazón, y se sube la tensión arterial, lo que indica que el ataque de ira es intenso.

Los músculos del cuerpo se tensan, el grado de tensión y la zona del cuerpo que sufre esta anomalía pueden variar, puede ocurrir en las piernas, mandíbula, manos y zona alta del cuello.

Cuando la tensión muscular se extiende por mucho tiempo, sufres temblores. De igual forma, cuando sufres problemas de ira la respiración se agita y puedes hiperventilar.

El ritmo de la respiración también se acelera, debido al exceso de oxígeno en los pulmones, provocando sensación de ahogo y mareo.

Otro síntoma característico de los problemas de ira es un malestar gastrointestinal, debido a que el sistema digestivo se paraliza por no ser prioritario en ese momento.

Cuando los problemas de ira son graves, se manifiestan otros síntomas físicos como:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Vómitos
  • Gases

Además, notarás que tu voz se altera y tus ojos se dilatan.

Ante la aparición de estos síntomas, busca ayuda por medio de terapias que te permitan hacerte consciente de los problemas de ira y manejarlos correctamente.

¿Por qué se causan los problemas de ira?

Los problemas de ira pueden ser causados por diversos factores. Los episodios pueden desencadenarse debido a relaciones personales afectadas, lo que origina enojo que si no es bien manejado produce problemas.

Así mismo los problemas en el trabajo, entorno académico y familiar pueden generar problemas, también los problemas de estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad pueden ocasionar síntomas.

La adicción hacia el alcohol u otras sustancias, pueden generar problemas de ira. Por otra parte, existen condiciones genéticas que predisponen a las complicaciones a partir de episodios de ira.

Los antecedentes de trastornos de salud mental y de maltrato físico se consideran como factores de riesgo que podrían generar problemas de ira.

Así que, si identificas tu exposición ante alguno de los factores de riesgo, o de las causas que te hemos presentado, lo mejor es que te apoyes en un tratamiento con un psicólogo que pueda ayudarte.

¿Qué hacer para superar los problemas de ira?

Existen ciertas medidas que puedes tomar que te ayudarán a superar este tipo de problemas, algunas de ellas son:

  • La expresión asertiva de tus preocupaciones y necesidades de forma clara y directa, sin lastimar a otros o sin tratar de manipularlos.
  • Técnicas simples de relajación como respirar profundamente y la imaginería relajante
  • Luchar contra los efectos de la ira
  • Modificar la forma de pensar o reestructuración cognitiva

Un psicólogo online puede guiarte para que apliques la medida o técnica más efectiva para tu caso, según la intensidad de los problemas de ira que padezcas.

Conclusión

Ahora que ya conoces sobre los problemas de ira, sus síntomas, causas y tratamiento, y que saber cuáles son las consecuencias que puedes sufrir si no tomas medidas para superarlos, no dejes que te afecten y busca ayuda inmediatamente.

Si conoces personas que muestren síntomas de problemas de ira, compárteles este artículo.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *