Emociones: ¿Qué son y para qué sirven?

tipos de emociones

¿Qué son las emociones? Son experiencias que, aunque nos unen a todos como humanos, muchas veces nos cuesta identificarlas, conectar con ellas y aceptarlas. Vivimos en una sociedad que constantemente busca “apagar” o evitar algunos tipos de emociones y sobrevalora otros. Pero, ¿por qué pasa esto? ¿será que realmente no entendemos qué son y para qué sirven?

Por eso, hoy te contamos qué son las emociones, cuáles son sus funciones y cómo las vivimos

Entonces, ¿qué son las emociones?

Las emociones son estados mentales y corporales que podemos experimentar en cualquier momento. Tienen una corta duración y conllevan comportamientos, procesos psicológicos y fisiológicos; en general, se inician por algún hecho interno o externo. Por ejemplo, un disparador interno pueden ser los pensamientos o alguna sensación dolorosa; mientras que, una situación externa puede ser un robo, una discusión o que algo se rompió. 

Entonces, nuestras emociones aparecen como respuestas involuntarias a distintos estímulos, nos informan y también le comunican a los demás que algo está pasando y necesitamos darnos cuenta.

¿Para qué sirven las emociones?

Todas las emociones son válidas y nos vienen a dar algún tipo de información; tienen un propósito. Si entendemos el porqué de cada una, podremos tomar acciones y decisiones de manera más informada y efectiva.

Aquí te contamos 3 funciones de las emociones:

  • Función adaptativa: Las emociones nos brindan información de que algo está pasando y nos está afectando. Nos invitan a  tomar decisiones, actuar y adaptarnos a la situación. 
  • Función comunicativa: Las emociones nos ayudan a comunicar a quienes nos rodean lo que estamos experimentando . Contribuyen al desarrollo de vínculos y también nos comunican a nosotros que algo está pasando y nos está afectando. 
  • Función motivacional: Las emociones preparan y motivan la acción. Según cada emoción, hay un impulso de acción que nos invita a actuar. 

Cada emoción nos enseña

Como mencionamos, existen algunas funciones generales de las emociones, pero también cada emoción tiene una función particular. Por ello, es tan importante experimentar todas.

Te contamos de algunas emociones y las funciones que presentan:

  • Enojo: Esta es una emoción que nos permite saber que alguien me está atacando o me quiere quitar algo que para mi es importante. El enojo, fisiológicamente, nos prepara para el ataque. Sin embargo, actuar por el impulso puede traer consecuencias dependiendo del caso.
  • Miedo: Nos alerta que algo puede hacernos daño o hacer daño a las personas que queremos. Activa nuestro estado de alerta y nos invita a buscar una solución.
  • Tristeza: Nos lleva a buscar apoyo en otras personas. Además, nos permite procesar las pérdidas y reflexionar sobre nuestras prioridades.
  • Felicidad: Es una emoción que nos ayuda a crear vínculos, nos lleva a cuidar de nosotros y de disfrutar el presente. 
  • Vergüenza: Nos señala conductas que podrían poner en riesgo nuestra imagen o relación con los demás. Asimismo, nos da información sobre las creencias y valores que tenemos.
  • Culpa: Nos hace saber que hemos hecho algo que está mal y que necesitamos reparar aquella situación o relación que se ha visto afectada. 

¿Cómo controlar las emociones?

Si bien las emociones están asociadas a distintos pensamientos, tienen una manifestación física; el cuerpo nos prepara para lidiar con los desafíos que el ambiente nos presenta. Por ejemplo, si estamos frente a un robo, el corazón comenzará a latir más rápido, y así llevará más sangre a todo el organismo para motivarnos a la acción. Otro ejemplo sería cuando estamos tristes, a veces esto se siente como un “nudo” en la garganta, una presión en el pecho o en el estómago. 

Estas sensaciones varían en cada persona, y ninguna es mejor que otra. Reconocerlas cuando las experimentamos nos puede ayudar a comprender qué emoción estamos teniendo y desencandenar una acción o buscar regular la emoción para volver a un estado de calma.

¿Por qué es importante controlar nuestras emociones?

El proceso de aprender a reconocer, aceptar y actuar de forma efectiva nuestras emociones es muchas veces retador. Pero es algo que todos podemos aprender y poner en práctica. 

Las emociones no son buenas ni malas, son señales que nos hacen dar cuenta que algo está pasando. Todas nuestras emociones nos enseñan y nos ayudan a tener una vida llena de experiencias enriquecedoras. 

Aunque es común dejarnos llevar por ellas, este tipo de reacciones nos puede llevar a hacernos daño, perjudicar nuestras relaciones, o tener problemas con nuestro entorno. Por ello, es importante contar con técnicas de control de emociones.

¿Tienes problemas para manejar la ira? ¿No sabes cómo regular la tristeza o la culpa? ¿Constantemente tienes conflictos en tus relaciones? Esto puede deberse a que no estamos sabiendo reconocer o regular nuestra emoción. En estos casos, un psicólogo en línea podrá ayudarte a entenderte y darte las habilidades que necesitas para regular tus emociones de una manera más efectiva. 

Referencias

  1. Nummenmaa, L., Glerean, E., Hari, R., & Hietanen, J. (2013). Bodily maps of emotions. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America. Recuperado de: https://www.pnas.org/content/pnas/111/2/646.full.pdf  
  2. Sunrise Residential Treatment Center. (2017). DBT Emotions List: Your Guide to Understanding Emotions. Recuperado de https://www.sunrisertc.com/emotions-list/#:~:text=In%20DBT%20%2C%20emotion%20regulation%20specifically,the%20situation%20we’re%20in
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 12 Promedio: 3.5)

2 comentarios en “Emociones: ¿Qué son y para qué sirven?”

  1. Pingback: Terapia para controlar la ira - Terapify

  2. Pingback: Los motivos de consulta más frecuentes del 2021 - Terapify

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *