Tristeza vs Depresión

0Shares

Suelen ser identificadas como iguales, pero se equivocan. Tristeza y depresión no son lo mismo. Solo una de ellas podría causar tanto daño que sería necesario buscar ayuda psicológica

La tristeza se suma a la alegría, al miedo, a la ira, al asco y a la sorpresa, como una de las seis emociones básicas en hombres y mujeres. La depresión es una psicopatología.

La depresión puede ser consecuencia de un largo estado de tristeza, afirma la psicóloga, Andrea Larez. Añade que en esta patología se involucran aspectos fisiológicos y genéticos a valorar.

Durante un estado de estos, explica la especialista, el individuo experimenta, además de tristeza, apatía, angustia y desesperanza. La tristeza, compara Larez, es una sensación pasajera ante decepciones, sorpresas negativas y pérdidas, sobre todo humanas.

La tristeza, emoción natural

La psicóloga aclara que sentir tristeza es algo habitual.

“No es por sí mismo indicador de ningún trastorno mental. Se trata de una reacción psicológica ante una situación que nos ha producido un impacto negativo”.

La abulia es característica de la depresión. Esta falta de voluntad deja a las personas incapacitadas parcial o totalmente, para enfrentar las situaciones ordinarias del día.  

Por tanto, la pérdida de autoestima o identidad pueden ser señales que adviertan un estado depresivo, que suele estar acompañado de ansiedad.

Es necesario reconocer este tipo de cambios que aunque parezcan pequeños pueden ser determinantes, para buscar ayuda psicológica de profesionales.

Depresión, consecuencia de tristeza

La psicóloga subraya que la sensación prolongada de tristeza conllevará peligrosamente a un caso de depresión.

“En la depresión, muchas veces no se puede identificar el hecho que genera el malestar. Esto no ocurre cuando estamos tristes”.

Andrea Larez apunta que a diferencia de la tristeza, la depresión si demanda ayuda psicológica.

“La tristeza puede durar horas e incluso semanas. La depresión es un trastorno serio que requiere ayuda psicológica física o en línea, porque desmejora la calidad de vida”.

Mientras que la tristeza otorga significados a los recuerdos y a otros sentimientos, los síntomas de los trastornos depresivos deben ser mitigados.

La ayuda psicológica se enfoca en hallar y corregir el problema de raíz para eliminar el trastorno en sí mismo.

La depresión se banalizó por la generalización que se hace de sus síntomas y causas. Suele confundirse también con otros problemas de salud mental como el trastorno adaptativo.

Larez explica que este es un proceso de tristeza de seis meses que presenta síntomas depresivos sin ser el trastorno. “No lo es realmente como ocurre con la pena cuando perdemos un trabajo o a un ser querido”.

Saber distinguir entre la tristeza, por más aguda que sea y un estado depresivo, será clave para superar ambas condiciones.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *