Me siento triste y decepcionada ¿qué hago?

me siento triste y decepcionada

Todos pasamos por momentos difíciles donde nos sentimos tristes, decepcionados, molestos, frustrados, etc. Todas las emociones son parte de la experiencia humana, a pesar de que algunas se sienten más cómodas y otras, tal vez, nos cueste sentirlas un poco más. 

Pero… ¿por qué pasa esto? Lamentablemente, vivimos en una sociedad que sobrevalora ciertas emociones y minimiza otras.

Crecemos aprendiendo que ciertas emociones son malas o no “deberíamos” sentirlas o que sentirlas nos hace débiles o afecta nuestro valor como persona.

¿Te estás sintiendo triste y decepcionada? Recuerda, es un sentimiento natural, todos pasamos por momentos difíciles donde nos sentimos tristes, decepcionados, molestos, frustrados, etc. Lo importante es aprender a reconocer qué nos está haciendo sentir así, y qué podemos hacer para sentirnos mejor.

¿Por qué la tristeza es importante?

La tristeza, como cualquier emoción, es un mensajero que nos indica que algo está pasando. En este caso, esta emoción suele darse como respuesta natural ante situaciones que afectan o atacan algo que es valioso para nosotros. 

La tristeza nos invita a ir más despacio, al disminuir nuestra energía nos permite procesar la experiencia, reflexionar y pausar otras actividades. Además, la tristeza le comunica a los demás que no nos encontramos bien, por ejemplo, a través del llanto u otras expresiones fáciles o corporales. Esto, activa en otros el deseo de ayuda, lo cual fomenta la conexión social.

Quizá te pueda interesar: ¿La Terapia cognitivo conductual ayuda para la depresión?

¿Qué puede generar tristeza y decepción?

Existen múltiples causas que pueden influir en cómo nos sentimos en este momento, por ejemplo:

  • Tener dificultades en nuestras relaciones: Si hemos perdido a un ser querido, estamos atravesando un divorcio o separación, no sabemos poner límites o tenemos dificultades en la crianza de nuestros hijos. En general, cualquier relación conflictiva o retadora puede hacer que nos sintamos tristes y decepcionados porque la relación no es como esperábamos o como la imaginamos. 
  • Atravesar por momentos difíciles a nivel personal: Si acabamos de mudarnos o tener un cambio grande en nuestra vida y estos proyectos no salieron como lo planificamos, esto puede ser otra fuente de estrés que impacta cómo nos sentimos en este momento. 
  • Complicaciones laborales: Si acabo de perder mi empleo, estoy en un trabajo que no disfruto o que implica mucha responsabilidad o poco reconocimiento, puede generar un gran descontento en mi vida. 
  • No haber sanado experiencias pasadas: Si hemos vivido experiencias difíciles y no nos hemos dado el tiempo de sanar puede que estas estén impactando en cómo nos sentimos en este momento, en mi autoestima, cómo pienso de mí mismo y lo que soy capaz de hacer, etc. 

Como ves, existen múltiples causas que impactan en cómo estoy en este momento de mi vida. Además, puede que distintos factores estén presentes en un mismo momento e incrementen la sensación de tristeza, molestia y decepción. 

¿Qué puedo hacer si me siento así?

El primer paso es tratar de identificar qué es lo que te está afectando, si te cuesta encontrar la o las causas de tu malestar, recuerda que puedes acudir a un psicólogo online para que te ayude a explorar de dónde viene lo que estás sintiendo. Luego, es importante aprender herramientas que nos ayuden a escuchar, aceptar y regular nuestras emociones. Así, construyendo una relación más sana y efectiva con las emociones podremos regularlas para que no afecten nuestro funcionamiento en el día a día. 

Por ejemplo, puedes practicar Mindfulness, escribir, aprender sobre emociones, hablar con un ser querido, practicar ejercicio de respiración, etc.

Además, de profundizar a nivel emocional, también es importante entender cómo podemos sanar de raíz eso que nos está doliendo, tal vez viene de aprender a soltar ciertas formas de ver el mundo, personas, etc. O, de aceptar que existen situaciones que no podemos controlar, y qué sí podemos hacer en esas circunstancias. 

Dependiendo de cada caso, el foco a trabajar va a variar. A veces, se trata más de trabajar a nivel emocional, en otras ocasiones a nivel de pensamiento o la atención puede estar en las experiencias del pasado, etc.

Si te gustaría trabajar de raíz lo que estás viviendo, no dudes en buscar la ayuda de un profesional de la salud mental. En un proceso terapéutico tienes la oportunidad de conocerte mejor, aprender, crecer, acercarte a tus metas y construir una vida con mayor bienestar.

¿Qué pasa si la tristeza y decepción no se van? 

Sentirnos mal es una respuesta natural ante situaciones difíciles, son emociones que nos permiten entender que algo está pasando y que es momento de reflexionar, evaluar y pedir ayuda si es necesario. 

Sin embargo, si siento que estas emociones están presentes por un tiempo prolongado, si me dificultan hacer las actividades de mi día a día y están afectando también mis hábitos de sueño, alimentación y actividad física. Tal vez, es momento de ir donde un profesional. 

Puede que ser que estemos iniciando un cuadro depresivo o que desarrollemos alguna otra dificultad de salud mental. Si es así, recuerda que no estás solo/a, que existen tratamientos efectivos para superar las dificultades que estás atravesando. Con la ayuda adecuada podrás encontrar las herramientas que te permitan construir una vida diferente. 

En Terapify puedes encontrar psicólogos especializados que te acompañen, escuchen y entiendan lo que estás viviendo. Al ser un tratamiento en línea puedes llevar tu proceso terapéutico desde donde te encuentres y en el horario que mejor se acomode a tu vida. Además, encontrarás en la plataforma herramientas para complementar y potenciar tu proceso terapéutico, como sesiones en vivo de Mindfulness, clases de yoga y contenidos para seguir cuidando de ti.

Date la oportunidad de sanar, de construir una vida diferente, recuerda, nunca es demasiado tarde. 

Te recomendamos: ¿necesito ayuda psicologica?

Referencias

Cuijpers, P., Stringaris, A., & Wolpert, M. (2020). Treatment outcomes for depression: Challenges and opportunities. The Lancet Psychiatry, 7(11), 925–927. https://doi.org/10.1016/S2215-0366(20)30036-5

Holmes, L. (2022). What Is Sadness? How Sadness Differs From Clinical Depression. Recuperado de: https://www.verywellmind.com/sadness-is-not-depression-2330492

National Health Service. (2019). Overview – Clinical depression. Recuperado de: https://www.nhs.uk/mental-health/conditions/clinical-depression/overview/

Schimelpfening, N. (2022). Why Am I Sad? You Might Be Depressed and Not Know It. Recuperado de https://www.verywellmind.com/can-you-be-depressed-but-not-know-it-yet-1066886

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *