10 consejos para desarrollar tu inteligencia emocional

Consejos para desarrollar tu inteligencia emocional

Por mucho tiempo se ha valorado el concepto tradicional de la inteligencia. Esa inteligencia que asociamos a lo académico, a nuestra comprensión de conceptos y habilidades de razonamiento. Es la habilidad por la que nos premian, reconocen y predicen nuestro éxito en la vida.

Sin embargo, se ha visto que la inteligencia “tradicional” no es lo único que necesitamos. Es más, cada vez existe mayor evidencia que la inteligencia emocional es un mejor predictor del éxito. Las investigaciones demuestran que la capacidad de relacionarnos con nuestras emociones y con los demás son claves para el bienestar, desarrollo profesional y para tener relaciones sanas. Por eso, hoy te daremos algunos consejos para desarrollar tu inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer y comprender las emociones en uno mismo y en los demás. Las personas con un alto grado de inteligencia emocional saben lo que sienten, lo que significan sus emociones y cómo éstas pueden afectar a otras personas.

Según Daniel Goleman, psicólogo estadounidense que ayudó a popularizar la inteligencia emocional, hay cinco elementos clave en ella:

  1. Autoconciencia: La autoconciencia implica la capacidad de reconocer los propios sentimientos y emociones. Las personas con un alto grado de autoconciencia prestan mucha atención a cómo se sienten en cada momento. 
  2. Autorregulación: Una vez que alguien es consciente de sus emociones, debe aprender a regularlas. La autorregulación consiste en manejar nuestras emociones y aprender a adaptarnos a las distintas situaciones. 
  3. Motivación: La motivación intrínseca también desempeña un papel fundamental en la IE. Las personas con IE están motivadas por cosas que van más allá de las recompensas externas, como la fama, el dinero, el reconocimiento y la aclamación.
  4. Empatía: Parte importante de la IE es la capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona. Esto se da, especialmente, cuando la persona vive una situación complicada. Alguien empático es capaz de escuchar al otro activamente, validar lo que está sintiendo y darle el mensaje de que está ahí para apoyarlo.
  5. Habilidades sociales: La verdadera comprensión emocional implica algo más que la consideración de las propias emociones y las de los demás. También hay que ser capaces de poner en práctica esta información al momento de interactuar.

Es importante recordar que, como cualquier habilidad, la inteligencia emocional se puede trabajar y entrenar. No todas las personas nacen con la capacidad de percibir y manejar las emociones. Esto varía de acuerdo a cada persona, y se determina por muchos factores. Por ejemplo, genética y crianza. A continuación te daremos algunos consejos para desarrollar tu inteligencia emocional.

Consejos para desarrollar tu inteligencia emocional

Haz una autoevaluación

En primer lugar, es importante saber cómo está nuestra inteligencia emocional en este momento. Para saberlo, puedes hacer nuestro quiz de inteligencia emocional, en el que obtendrás un puntaje y las recomendaciones correspondientes. Además, considerando los elementos de esta habilidad, permítete reflexionar sobre cuáles son tus fortalezas y debilidades.

Identifica tus emociones

Trata de hacer pausas a lo largo de tu día y considera cómo te estás sintiendo. Ponle nombre a esa emoción y busca entender por qué surgió, es decir, qué la detona. De la misma manera, cuando estés en situaciones estresantes pregúntate qué emoción tienes y realmente cómo te gustaría responder al problema.

Conoce tus gatilladores

A partir de nuestras experiencias de vida, existen situaciones a las que somos más sensibles que otros y pueden traernos emociones fuertes. Es importante aprender a reconocer cuáles son estas situaciones y qué nos ayuda a manejarlas. De esta forma, podremos prestar atención cuando se estén dando y saber qué hacer.

Desarrolla estrategias para regular tus emociones

Si bien hay situaciones que nos pueden mover y hacer que nuestras emociones se presenten de manera intensa, es importante aprender herramientas de regulación. Pueden ser estrategias de respiración, meditación, movimiento, etc. Es importante ponerlas en práctica en nuestro día a día, de esa forma, cuando las situaciones complicadas se presenten, sabremos utilizarlas.

Observa cómo te relacionas con los demás

Trata de reflexionar sobre cómo te relacionas con los demás. Pregúntate: ¿Te comunicas de manera asertiva? ¿Sientes que te puedes poner en el lugar del otro? ¿Sueles juzgar frecuentemente? Reconoce tus puntos de mejora y proponte ponerlos en práctica en tus siguientes interacciones.

Practica la escucha activa

Cuando una persona te cuente algo, prueba escuchar atentamente, en lugar de simplemente esperar a tu turno para hablar. Demuéstrale con tu lenguaje corporal que estás realmente presente en la conversación. Y cada cierto tiempo, verifica que estás entendiendo de manera correcta lo que te está compartiendo.

Considera cómo reaccionas a situaciones de estrés

Examina cómo estás respondiendo a situaciones de estrés. Observa si tu conducta cambia de manera significativa, o si te es posible mantener la calma incluso cuando las cosas van mal. Reconoce si en estas situaciones tu trato hacia las demás personas cambia.

Toma responsabilidad por tus acciones

Reconoce que tus acciones pueden impactar a los demás, incluso cuando esta no es tu intención. En caso cometas un error y hieras las emociones de alguien, pide perdón de manera directa y busca formas de mejorar la situación. Trata de imaginarte qué pasaría si tú estuvieses en su lugar.

Reconoce que es un proceso de toda la vida

La inteligencia emocional es una habilidad que se desarrolla a lo largo de la vida. Con el tiempo vamos aprendiendo más sobre nosotros mismos, cómo nos relacionamos y cómo son nuestras emociones, lo cual nos permite cultivar esta inteligencia. De la misma forma, a lo largo de la vida se presentan situaciones complicadas que la pueden poner a prueba.

Pide ayuda si lo necesitas

Cultivar la inteligencia emocional no es una tarea fácil. En muchas ocasiones, podemos haber vivido situaciones complejas que interfieren con nuestra capacidad de regular las emociones. Si consideras que ese es el caso, recuerda que siempre es una buena idea pedir ayuda profesional para desarrollar tu inteligencia emocional. En Terapify, contamos con especialistas en equilibrio e inteligencia emocional que te pueden ayudar.

Referencias

  1. Harvard Professional Development. (2019). How to Improve Your Emotional Intelligence. Recuperado de: https://professional.dce.harvard.edu/blog/how-to-improve-your-emotional-intelligence/ 
  2. Mind Tools. (s./f.). Emotional Intelligence. Recuperado de: https://www.mindtools.com/pages/article/newCDV_59.htm 
  3. Stahl, A. (2018). 5 Ways To Develop Your Emotional Intelligence. Recuperado de: https://www.forbes.com/sites/ashleystahl/2018/05/29/5-ways-to-develop-your-emotional-intelligence/?sh=5fefee426976
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 12 Promedio: 4)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *