Bullying: ¿Qué es y cómo puede afectar a tus hijos?

Bullying: ¿Qué es y cómo puede afectar a tus hijos? - Terapify

El bullying es uno de los problemas que pueden afectar la salud mental, emocional e incluso física de tus hijos.

Es importante hacernos conscientes de esta realidad y sus consecuencias, y que nos interesemos por prevenir y, en caso de descubrir que nuestros hijos están o han padecido bullying, buscar ayuda.

Según un portal mexicano, en un análisis realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) “México ocupa el primer lugar a nivel internacional de casos de bullying escolar en educación básica. Puesto que afecta a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, tanto públicas como privadas[1]”.

Hoy en día hay psicólogos en línea que prestan servicios para revertir o ayudar a superar las consecuencias del bullying y cómo afrontarlo.

Conoce más sobre el bullying, a continuación.

¿Qué es el bullying?

Se entiende por bullying a la exposición que padece un niño a daños psicológicos o físicos de forma intencional y reiterada por parte de otra persona o grupo de persona.

El bullying se produce cuando el acosador aprovecha el desequilibrio de poder que hay entre él y su víctima, y así consigue un beneficio que puede ser material o no.

En esa dinámica, la víctima se siente indefensa y puede sufrir una serie de consecuencias psicológicas que pueden afectar su salud.

En situaciones extremas de abuso, esta situación puede llevar a la víctima, a deseos o materialización del suicidio.

¿Cómo afecta el bullying a tus hijos?

Esta es una problemática que requiere de atención adecuada, debido a que el bullying puede generar una serie de consecuencias perjudiciales para la salud emocional, física y mental de tus hijos.

Los siguiente son síntomas que manifiestan problemas graves, entre ellos:

·         Depresión

·         Dificultad para dormir, como insomnio o pesadillas

·         Irritabilidad

·         Problemas de memoria y concentración o atención

·         Bajo rendimiento escolar

·         Aislamiento social producto de apatía

·         Estado de alerta constante, ansiedad

·         Desinterés en actividades escolares

·         Respuestas emocionales extremas

·         Miedo a estar solo

De igual forma, se pueden presentar conductas de huida y evitación, así como negación de los hechos que le están afectando.

El nerviosismo y pesimismo es otro de los síntomas que se presentan a raíz del bullying.

Para un niño no es saludable pasar todo el día y la noche con la preocupación constante y miedo a ser agredido, debido al bullying, esto dificulta su sano desarrollo, e induce a síntomas como taquicardias y problemas gastrointestinales, entre otros.

El bullying también afecta los hábitos alimenticios del niño, pudiendo presentar obesidad debido a la ansiedad por comer para sobrellevar la angustia, también puede sufrir de anorexia o bulimia nerviosa.

El rechazo, críticas o violencia que se sufre con el bullying puede hacer que el niño manifieste molestia u odio hacia todo lo que le rodea. Pierde confianza en sí mismo y en los demás.

De igual forma, el bullying causa problemas en la relación entre padres e hijos, puede crear una ruptura y en el caso de los padres se presenta frustración por no entender qué es lo que está sucediendo.

Apóyate en profesionales de la salud mental

Acudir a sesiones como las que ofrecen los psicólogos en línea es una gran solución. Si notas algunos de los síntomas que hemos descrito, o no entiendes qué sucede con el carácter o conductas de tu hijo, lo mejor es tomar acción antes de que se desarrollen o evolucionen más los síntomas.

Un psicólogo podrá ayudarte y ayudar a tus hijos, mediante estrategias de psicoterapia, consejos e indicaciones efectivas.


[1] https://maestrosdemexico.com/2019/03/01/mexico-primer-lugar-en-bullying-escolar

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *