¿Cómo enfrentar la primera Navidad sin un ser querido?

Primera navidad sin un ser querido

La navidad puede traer una mezcla de emociones. Estas pueden ser fechas especialmente abrumadoras para quienes están atravesando el duelo de un ser querido. Ya sea la primera navidad sin mamá, la primera navidad sin papá, o la primera navidad sin un amigo o mascota,  la idea de estar sin la persona puede traer mucho dolor. 

Sabemos que esta situación es sumamente difícil, y te queremos ayudar. En este artículo te brindaremos algunos consejos para que esta navidad pueda ser más llevadera.

¿Cómo superar el duelo en navidad?

Es importante recordar que el duelo no es algo que superamos por completo. Es una experiencia que con el tiempo se va procesando y las emociones se vuelven menos intensas. Asimismo, hay épocas en las que puede estar más o menos presente, y las fiestas son una ocasión en la que puede estar muy presente.

Estas fechas pueden ser gatilladoras para los bonitos recuerdos con la persona. Uno puede recordar que pasaba las fiestas con la persona, compartía ciertas experiencias y es natural que haya emociones dolorosas en torno a que eso no sucederá. 

De la misma forma, hay cierta presión por que las fiestas sean una época feliz, en la que estamos expuestos a personas y familias teniendo buenos momentos, todo lo cual puede movernos si es que estamos atravesando por esta experiencia.

Nadie nos enseña cómo pasar las fiestas sin un ser querido. Sin embargo, nos puede ayudar el saber que el duelo es como el océano, algunas veces está en calma y otras hay demasiado movimiento. Con el tiempo vamos aprendiendo a nadar. Y sabemos que si bien puede haber momentos de movimiento, con el tiempo siempre volverá a estar en calma.

¿Cómo pasar la navidad sin un ser querido? 

Sabiendo que estas fechas pueden gatillar recuerdos dolorosos, hay algunas cosas que podemos hacer para poder cuidarnos, respetar nuestro proceso y tratar de tener buenos momentos

Por lo tanto, si te has preguntado ¿cómo pasar la primera navidad sin ti?, estas son algunas ideas que pueden ayudar:

  • Date permiso para poner límites. Quizás hay algunas actividades que son demasiado para ti esta navidad. Por ejemplo, reuniones con ciertas personas, hacer arreglos navideños o comprar regalos. No hay nada malo en dejar de hacer estas cosas por un año. Date permiso para decir que no a aquello que por ahora no sientes que puedas hacer. No hay ningún problema en hacerlo, ya lo podrás retomar cuando tú lo decidas.
  • Date un momento para recordar a tu ser querido de una manera especial. Puedes darte un momento para conectar con la persona, encender una vela, hablar con alguien más que conocía a esa persona y compartir buenos recuerdos. También puedes visitar un lugar que te lo recuerde, escuchar su música o comer un plato que le gustaba.
  • Permítete sentir el duelo. Los días cerca a la navidad pueden hacer que las emociones sean más intensas. Ver a otras personas teniendo buenos momentos o familias unidas pueden ser experiencias muy dolorosas. Date espacio para expresar tus emociones. Si lo necesitas, llora, escribe, habla, o haz aquello que funcione para ti. Este es el momento de hablar con una persona que te pueda ayudar y acompañar.
  • Ayuda a alguien más. El hacer algo amable por otra persona o hacer algún tipo de voluntariado puede distraerte y mejorar tu percepción de las fiestas. Asimismo, la investigación confirma que cuando hacemos algo amable por los demás, en consecuencia nos sentimos mejor. De la misma forma, es una oportunidad de resignificar las fiestas como una época en la que puedes dar y compartir buenos momentos con otros.
  • Permítete disfrutar. Recuerda que el tener experiencias agradables y de disfrute no quiere decir que ya no extrañes a la persona que no está. Si es posible y se presentan los buenos momentos, permítete disfrutarlos y saborearlos.
  • Toma un día a la vez. Habrá días que sean más fáciles y otros más difíciles. Procura escuchar las necesidades que puedas tener cada día y respetarlas. De la misma forma, trata de realizar hábitos de autocuidado para cultivar la calma y estabilidad.

¿Cómo ayudar a alguien en el proceso de duelo?

Quizás no eres tú quien está pasando su primera navidad sin un ser querido, sino otra persona. No siempre es fácil saber cómo ayudar, pero hay algunas pautas que podemos seguir.

  1. Comprende cómo es el proceso de duelo. El conocerlo te permitirá ayudar a la persona que esté atravesando esta situación. Considera las emociones y comportamientos que involucra y lo individual que es el proceso. No hay nada que “deban” hacer en este proceso, más que sentir sus emociones y dejar que con el tiempo estas poco a poco vayan bajando en intensidad.
  2. Más que pensar en qué decir, escucha.  A veces nos podemos sentir presionados a decir aquello que pueda ayudar a la persona; sin embargo, no hay una palabra mágica que pueda ayudar a una persona con el dolor de un duelo. El simplemente estar presente y escuchar de manera compasiva puede ser un gran apoyo. Procura aceptar las emociones que está teniendo, darle espacio para que comparta lo que quiera compartir. Muchas veces, parte del apoyo es poder acompañar los sentimientos difíciles en silencio. 
  3. Ofrece asistencia práctica. A veces, al estar atravesando un duelo, la persona puede tener dificultades para hacer las tareas del día a día. Un gran apoyo sería ofrecerte a cocinar por ella, ir de compras, hacer algún trámite, transportarla o acompañarla en algún quehacer relacionado a la pérdida. Esto le puede mostrar que no está sola y que tiene a personas que la apoyan.
  4. Reconoce que son fechas difíciles. Reconoce que pueden ser fechas activadoras y llenas de memorias. Trata de darle el mensaje de que no van a ser fechas necesariamente felices y que está bien que se sientan como se estén sintiendo. Valida el proceso que estén teniendo, lo que sea que estén haciendo, está bien.

Obtén ayuda si lo necesitas

Si estás atravesando esta situación, queremos decirte que sabemos que no es fácil y te abrazamos en este proceso. El duelo es una experiencia, que si bien es natural, puede generar mucho dolor con el que no sabemos qué hacer. Es un proceso que nadie nos enseña a realizar y lo vamos aprendiendo al paso cuando lo vivimos.

En estas fechas, recuerda que no hay una manera correcta ni incorrecta de celebrar las fiestas. Si quieres participar en muchos eventos hazlo, y si no lo quieres hacer, no lo hagas. Este es un momento para escucharte y cuidarte. Permítete estar con el conjunto de emociones que pueda haber, dales espacio, trata de ser compasivo contigo mismo, y atravesar un día y emoción a la vez.

Por último, te queremos decir que no estás solo. Siempre hay ayuda disponible.  Si sientes que estas fechas son demasiado duras, puedes hablar con un psicólogo especialista en el tema de duelo. Un psicólogo te puede ayudar a procesar la experiencia y desarrollar herramientas que te permitan manejar las emociones que puedan surgir.

Referencias

  1. Adams, D. (2020). 12 days of christmas grief. Recuperado de: https://bare.com.au/12-days-of-christmas-coping-with-grief-over-holidays/ 
  2. Lander, A. (2020). Coping with grief: The first Christmas without a loved one. Recuperado de: https://www.aklander.co.uk/news/grief-during-christmas
  3. Smith, M., Robinson, L., y Segal, J. (2021). Helping Someone Who’s Grieving. Recuperado de:  https://www.helpguide.org/articles/grief/helping-someone-who-is-grieving.htm 
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *