Ataques de ansiedad: cómo afrontarlos

Ataques de ansiedad: Cómo afrontarlos - Terapify
0Shares

Saber cómo afrontar ataques de ansiedad es muy importante. Sus síntomas pueden ir aumentando mientras no se tome control.

Algunos de los síntomas son el mareo, sensación de ahogo, escalofríos o sofocos, taquicardia, dolor en el pecho, como si se tuviera una opresión, se produce una desconexión de la realidad, entre otros.

Cuando el ataque de ansiedad se hace frecuente, y los síntomas incontrolables, es importante buscar ayuda con terapia online. Ten en cuenta que este tipo de ataques puede ocurrir en cualquier momento, así que lo mejor es controlarlo. 

A continuación, te presentamos nuestras recomendaciones para el control de ataques de ansiedad. 

Enfoca tu atención en algo diferente

Esta es una técnica que podría ayudarte a retomar el control de tu mente, emociones e incluso de las respuestas físicas ante la ansiedad.

Los ataques de ansiedad responden ante situaciones que te generan un estrés excesivo, por la creencia de que no puedes manejarte en tales circunstancias, o que son imposibles de afrontar.

Es así como se maximiza alguna situación, razón por la que debes restarle importancia, así que puedes intentar distraer tu atención, enfocarla en algo distinto a lo que te sucede, piensa en algo agradable, algún recuerdo o deseo que te llene de paz. 

Funciona porque establece un punto de relajación. 

Pon los pies sobre la tierra

Hemos decidido titular esta recomendación como pon los pies sobre la tierra para ilustrar que necesitas aterrizar en una realidad: el ataque de ansiedad, y sus síntomas, son una reacción al estrés.

Por tanto, debes hacerte consciente de ello, de esa forma retomarás el control de tus reacciones.

Repítete, en situaciones de ataque de ansiedad, que las reacciones de tu organismo no son peligrosas, tampoco representan una amenaza.

Siempre que logres controlar estos ataques de ansiedad, puedes también evitar consecuencias que sí podrían ser amenazantes. 

Trata de recordar que los síntomas son una reacción al estrés. Repítete que las reacciones de tu organismo no son amenazantes ni peligrosas.

Controla tu respiración

Uno de los síntomas del ataque de ansiedad es la hiperventilación, lo que se produce cuando se acelera la respiración.

Si no controlas la respiración, podría incrementarse el ataque de ansiedad porque se produce un desequilibrio entre la cantidad de CO2 y oxígeno, de manera que se aumenta el oxígeno y se disminuye en gran manera el CO2.

Por eso te recomendamos, para el control de la respiración, las siguientes prácticas:

  • Respira conscientemente, coge y suelta aire despacio, notarás cómo irá mejorando tu respiración y cesa el ataque de ansiedad
  • Frunce los labios, como si estuvieras soplando una vela
  • Si lo anterior no ayuda, entonces respira dentro de una bolsa de papel durante un par de minutos

¿Qué hacer si lo anterior no resulta?

Existen casos en los que los ataques de ansiedad se hacen cada vez más graves, y es probable que conlleve a otras consecuencias e incluso se conviertan en obstáculo para un desarrollo equilibrado y deseado de la vida en el ámbito personal, familiar, laboral, entre otros.

Si te ocurre esto a ti, o a algún familiar, lo mejor es que busques ayuda con terapia online. De esa manera lograrás superar los ataques de ansiedad con ayuda profesional.

Comparte este artículo en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse de la información.

Fuentes bibliográficas 

  1. https://www.cuerpomente.com/salud-mental/como-calmar-ataque-ansiedad_1528
  2. https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/como-actuar-frente-ataque-ansiedad_987

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *