¿Cómo quitar el dolor en el pecho por ansiedad?

Dolor-en-el-pecho-por-ansiedad

La ansiedad se vuelve un problema cuando trae síntomas que llegan a afectar nuestra vida cotidiana. Este es el caso del dolor de pecho por ansiedad, una manifestación que señala una ansiedad muy fuerte o puede incluso formar parte de los síntomas de un ataque de pánico.

Es importante saber por qué sucede esto, sobre todo para identificar cuando se trata de un síntoma de ansiedad que se puede tratar directamente con terapia psicológica, y por otro lado, cuando se trata un problema cardíaco más grave que debe tratarse médicamente.

Te recomendamos: Terapia para la ansiedad

¿Por qué me duele el pecho?

La ansiedad está ligada a la activación de muchos procesos fisiológicos. Nuestro cuerpo se prepara para enfrentarse a una situación peligrosa, por lo que se activa la respuesta de lucha o huida

En consecuencia, una persona con ansiedad puede presentar sudor y falta de aliento, a pesar de que todo esté funcionando normalmente a nivel físico, ya que se trata de una respuesta psicológica y no de un problema corporal.

Si se activa constantemente la respuesta de lucha o huida, va a ir aumentando la tensión muscular, incluida la tensión en el pecho. Como cualquier síntoma, se presenta de diversas maneras para uno mismo y varía de persona a persona. El dolor en el pecho por ansiedad se puede sentir como:

  • Tensión u opresión
  • Dolor agudo y punzante
  • Dolor persistente
  • Contracción muscular o espasmo
  • Entumecimiento
  • Ardor
  • Presión incisiva

Estos síntomas aparecen porque la ansiedad aumenta nuestra capacidad pulmonar. Es decir, obtenemos más oxígeno del que necesitamos, haciendo que nuestros músculos trabajen de más y el sistema digestivo se enlentezca. Esto es lo que lleva a las sensaciones de hiperventilación y opresión.

Te recomendamos ¿Qué especialista trata la ansiedad?

Costocondritis por ansiedad

La costocondritis se refiere al dolor de pecho causado por la inflamación de un cartílago que conecta el esternón con una costilla. El tratamiento se centra en aliviar este dolor, pues las causas no son muy conocidas. No obstante, cuando se trata de una costocondritis por ansiedad, podemos reconocer las diferencias de un dolor por ataque cardíaco, y también se puede comenzar un tratamiento.

Si se trata de ansiedad, el pecho no dolerá provocado por un esfuerzo, sino más bien puede ocurrir cuando uno está en reposo. Además, no se trata de un dolor constante, sino un dolor agudo y punzante (dependiendo de la persona) que dura entre 5 a 10 segundos.

En cambio, frente a un ataque cardíaco, hay una dificultad real para respirar y el dolor se irradia a otras áreas del cuerpo, como el brazo y los hombros. Estos son algunos de los síntomas de un ataque al corazón:

  • Dolor agudo y punzante en el lado izquierdo del pecho
  • Afecta una o más costillas
  • Puede extenderse el dolor a otras áreas, como brazos, hombros y mandíbula
  • Empeora con inhalación profunda, tos, estornudos, entre otros

Saber esta diferencia nos dará información sobre si debemos acudir a un especialistas en ansiedad o medicina.

¿Cómo quitar el dolor de pecho?

Quitar el dolor de pecho por ansiedad es un trabajo que toma tiempo y el uso de múltiples estrategias. Te compartimos algunas:

  • Técnicas y recursos de relajación: Puedes practicar herramientas como yoga, mindfulness o grounding. Estos reducen nuestra probabilidad de experimentar ansiedad y nos ayudan a manejarla.
  • Visualiza un lugar seguro: Esta técnica consiste en imaginar un lugar donde te sientas cómodo y protegido, para regularte y encontrar un estado de calma.
  • Empieza terapia psicológica: Acudir donde un especialista para tratar la ansiedad siempre es una buena opción. Es un espacio seguro, libre de juicios y guiado por un profesional, donde podemos aprender herramientas que nos ayuden.

Te recomendamos: Grounding para la ansiedad

Tengo sensación de frío en el pecho ansiedad

La ansiedad tiene muchas manifestaciones, y en algunos casos, puede alterar la temperatura de nuestro cuerpo. Así como la sudoración es un síntoma, puede aparecer una sensación de frío en el pecho o incluso escalofríos. Esto sucede porque el cuerpo se enfría como manera de evitar el aumento de temperatura que genera automáticamente el sistema de lucha o huida.

Para algunas personas, esta sensación de frío incluso precede un episodio de ansiedad o un ataque de pánico, lo cual se puede utilizar a nuestro favor si aplicamos técnicas de relajación y los prevenimos. Recuerda que esta sensación de frío debe desaparecer cuando la ansiedad disminuye.

¿Qué es bueno para la ansiedad en el pecho? 

Te compartimos algunas técnicas para disminuir la ansiedad, y en consecuencia, el dolor de pecho provocada por esta:

  • Respiración diafragmática para reducir el estrés: Aunque no lo creamos, hemos desaprendido a respirar y no utilizamos toda nuestra capacidad pulmonar. Por eso, podemos hacer que nuestra respiración sea consciente y pausada para potenciar que el oxígeno llegue realmente a nuestra sangre.

Para esto, debemos colocar nuestras manos sobre el pecho y el abdomen, inhalar 3 segundos mientras sentimos nuestro abdomen hincharse, contener el aire unos segundos, y luego exhalar por la boca mientras sentimos el abdomen deshincharse. Hacer este tipo de ejercicios 10 minutos al día puede contribuir considerablemente a disminuir la ansiedad.

  • Relajación muscular progresiva: Esta técnica es recomendable sobre todo si sientes sensación de frío o escalofríos durante tus episodios de ansiedad. Debes practicar contraer y relajar todos los músculos del cuerpo, grupo por grupo. Esto ayuda a, poco a poco, a ser capaces de reconocer la tensión y relajar los músculos con mayor facilidad cuando sea necesario.

Remedios caseros para quitar la ansiedad

Si bien la mejor opción es practicar técnicas comprobadas de relajación o acudir a terapia, también existen remedios caseros y herramientas fáciles de implementar. Te compartimos algunas:

  • Cuidar tu cuerpo físico: Presta atención a tu alimentación y tus patrones de descanso y sueño. Una alimentación balanceada y un mínimo de 8 horas de sueño pueden contribuir considerablemente al manejo de este problema.
  • Realizar actividad física: Cuidar el cuerpo también significa darle el espacio para ejercitarse y moverse. Hacer algún tipo de ejercicio es la mejor opción, pero también prueba con estiramientos cada 3 a 4 horas y caminatas en algún momento del día.
  • Medicina natural: Existen muchas plantas medicinales que se considera que ayudan con la relajación. Algunas de estas son la malva, melisa, valeriana, pasiflora y tila. Recuerda que es necesario consultar con un médico antes de consumirlas.

¿Es bueno tomar terapia para la depresión y ansiedad? 

La terapia psicológica siempre será una buena opción para hablar de eso que nos molesta e ir sanando con el apoyo de un profesional capacitado. Ir a terapia significa reconocer las cosas que queremos cambiar o mejorar en nuestras vidas y realmente tomar acción para hacerlo.

Una de las terapias con mayor evidencia para la ansiedad es la cognitiva-conductual. Esta  enseña técnicas específicas para contrarrestar los síntomas que podemos presentar. Por ejemplo, podrás desarrollar técnicas especiales y personalizadas a tu caso para ir disminuyendo el dolor de pecho por ansiedad. Si bien la ansiedad no desaparecerá, con la ayuda adecuada podemos hacer que ya no sea un problema.

Te puede interesar: ¿La terapia cognitivo conductual sirve para la ansiedad?

Referencias

  1. Carter, C. S., y Maddock, R. J. (1992). Chest Pain in Generalized Anxiety Disorder. The International Journal of Psychiatry in Medicine, 22(3), 291–298. https://doi.org/10.2190/RGC5-PJK2-7TG5-KL1B 
  2. Garzón, P. (2020). Dolor en el Pecho por Ansiedad. Recuperado de: https://patriciagarzon.es/dolor-en-el-pecho-por-ansiedad/ 
  3. Healthline. (2021). Understanding Anxiety Chest Pain. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/anxiety/anxiety-chest-pain
  4. Mayo Clinic. (2022). Costochondritis. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/costochondritis/symptoms-causes/syc-20371175
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *