Tres ejercicios de grounding para manejar la ansiedad

Tres ejercicios de grounding para manejar la ansiedad

Puede que el término grounding, sea nuevo para ti. Pues bien, debes saber que se trata de una práctica muy popular actualmente para manejar la ansiedad. Esta es una herramienta sencilla que está a tu alcance en cualquier momento y lugar. 

Esta técnica consiste básicamente, en «conectarse con la tierra», y no metafóricamente, sino realmente estar en contacto físico con la tierra. Puedes colocar tus manos, pies o utilizar cualquier otra parte del cuerpo para establecer la conexión.

Si quieres saber más del grounding y lo útil que pueden resultar estos ejercicios, ¡sigue leyendo! 

¿Por qué manejar la ansiedad?

La ansiedad es un mecanismo del organismo para alertarnos sobre situaciones potencialmente riesgosas. Sin embargo, en muchas ocasiones vivimos constantemente en alerta y se vuelve indispensable aprender herramientas para manejar la ansiedad

La ansiedad es beneficiosa hasta cierto punto pero, sin control, puede alcanzar niveles que pongan en peligro nuestro bienestar. Un nivel de ansiedad patológica implica incluso una amenaza para la salud física. Cuando se convierte en un problema de salud, es paralizante y puede afectar gravemente el desenvolvimiento de quien la padece. 

Tres ejercicios básicos de grounding 

  1. Camina descalzo 

¡Como lo lees! Para el investigador Pablo Saz, andar descalzo «mejora la estabilidad psíquica, la confianza en sí mismo, tolerancia al estrés y da alegría de vivir»

Entonces, quítate los zapatos y camina descalzo en la playa, en el parque, o en tu casa. Escoge tu lugar favorito y ponte en contacto con la naturaleza. Camina unos 10 minutos solo enfocándote en la sensación de tus pies en el suelo y el entorno que te rodea.

Solo imaginarlo es relajante, ¿verdad? De eso se trata, que camines sin prisas, respirando, disfrutando de la naturaleza y conectando no solo con esta, sino contigo.

  1. Enfócate en el presente 

Este ejercicio lo harás también descalzo, pero sentado. Ponte cómodo, ya que se trata de una actividad similar a una meditación, y asegúrate de que tus pies toquen el suelo. 

Empieza a respirar normalmente y, progresivamente, lo haces más lento y profundo. Luego, enfócate en la sensación de tus pies en el suelo: siente la textura, el calor o frío que experimentas. La idea es conectar con la experiencia sensorial. Esto te permite, como en la práctica de mindfulness, a desviar la atención de tus preocupaciones y conectar con tu cuerpo.

Pruébalo cuando te sientas agobiado y verás cómo este ejercicios te ayuda a sentirte más tranquilo. 

  1. Los 3 tres 

Este ejercicio es muy sencillo; te lo explicamos paso a paso para que lo practiques cuando sientas tu ansiedad escalar:

  • Paso 1. Cierra los ojos y escucha los sonidos a tu alrededor. Menciona los 3 que más llamen tu atención.
  • Paso 2. Abre los ojos y menciona los 3 colores que más resalten en tu entorno. 
  • Paso 3. Enumera las 3 sensaciones más fuertes en tu piel en ese momento. 

¿En qué te beneficia? Te lo diremos: te trae de regreso al aquí y ahora manteniéndote en él. La ansiedad proyecta un futuro incierto y angustioso, esta breve actividad te trae al presente.

¿Qué hacer si es difícil manejar tu ansiedad? 

Estos ejercicios son para calmar tu ansiedad en sus primeros estadios. Si sientes que no son suficientes para controlar el estrés, la angustia o la depresión asociados a esta es necesario acudir a un especialista. La terapia online es una excelente alternativa. 

No permitas que la ansiedad ocupe todos los espacios de tu vida. El grounding es un recurso simple, natural y muy terapéutico. Si quieres aprender más sobre el grounding, la terapia online es un espacio donde podrás adquirir estas y muchas habilidades más. 

Referencia 

  1. Saz Peiró, P. (2018).  Andar descalzo para recuperar la salud. Dialnet Unirioja. 12 (1), 23-28. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6267064

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 7 Promedio: 4.9)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *