Terapia psicológica vs Consejos de amigos

Terapia psicológica vs Consejos de amigos
0Shares

Todos los amigos dan consejos porque de eso se trata la amistad, de querer lo mejor para el otro. Pero, no por ello los amigos son necesariamente los más calificados para ayudarte en una situación emocional o mental, para eso está la terapia psicológica.

Los amigos son buena fuente de apoyo a lo largo de la vida, pero hay que aprender a saber cuándo escucharlos y cuándo no. Por eso, te invitamos a conocer cinco diferencias entre consejos de amistades y una terapia psicológica.

El psicólogo estudió para ayudarte.

El terapeuta se preparó académicamente y se licenció con una capacitación profesional para ayudarte. Conoce los métodos comprobados por la ciencia para que encuentres la mejor forma de vivir. Un amigo, no.

El psicólogo te escuchará sin molestarte. No se adelantará a conclusiones ni pondrá palabras en tu boca. Es una persona neutral y objetiva. No estará involucrado emocionalmente.

Suele ocurrir que el consejo de los amigos termina perjudicando la toma de decisiones del aconsejado. No por maldad, sino porque a veces no basta solo hablar con base en la experiencia.

La terapia psicológica es confidencial.

Una muy clara diferencia entre los dos tipos de ayuda. Las conversaciones con los amigos no necesariamente son confidenciales, algo que sí está garantizado con la terapia psicológica.

Un amigo querrá o podrá guardar un secreto, pero no bajo ningún código. Un terapeuta está obligado, por un código profesional, a no revelar lo conversado en la sesión tradicional o consulta online.

La terapia psicológica tiene límites definidos.

Todos hemos hablado con un amigo por muchas horas sobre un problema sin alcanzar una solución o medida a tomar. Terminan siendo horas huecas que solo sirvieron de desahogo.

Un psicólogo garantiza un desenlace, una medida a tomar o una solución al problema. Además de escucharte, tiene qué decirte y cómo orientarte con base en su conocimiento teórico y práctico.

El amigo no tiene la obligación de escucharte.

Los amigos podrán escucharte, siempre y cuando puedan hacerlo. No hay una obligación diaria ni semanal porque dependes del tiempo que puedan dedicarte.

Una terapia psicológica implica el compromiso de que se llevaran a cabo sesiones regulares, con el tiempo necesario para ahondar en tus necesidades.

Con una consulta online, el contacto con tu terapeuta es más sencillo porque ni siquiera tienes que salir de casa.

Las sesiones regulares permiten retomar el tema en la próxima sesión, por lo que hay un seguimiento del caso.

El terapeuta te cuestionará.

A diferencia de un amigo, el terapeuta no se limitará a confirmar tus pensamientos y comportamientos. No te consolará con solo escucharte. El psicólogo es objetivo y buscará desafiar tus reflexiones para que halles la manera de mejorar tu vida.

Ahora que conoces las diferencias entre buscar ayuda en una terapia psicológica o en los consejos en un amigo, ¿cuál escogerás? Nuestros psicólogos están para ti. Comienza ahora.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *