¿Cuándo ir a terapia? ¡Identifica las señales!

cuando-ir-a-terapia

Ir a terapia significa comenzar un proceso que cambiará tu vida. Conversar sobre tu vida de manera semanal, sea con un psicólogo presencial o un terapeuta online, te apoyará a afrontar los desafíos de tu vida de una manera más resiliente. Frente a cualquier evento estresante o cambio en tu vida, tendrás a alguien que te escuchará y te ayudará a adaptarte de la mejor manera posible.

A pesar de todos los beneficios que tiene asistir a terapia, que te contaremos más adelante, hablar de salud mental sigue siendo un tabú. Hay muchas ideas erróneas alrededor de ir al psicólogo: que es algo vergonzoso o que significa que eres débil. Nos enseñan que tenemos que poder con todo solos, y eso no es verdad.

Si quieres mejorar y convertirte en tu mejor versión, ir a terapia es para ti.

Señales de que necesitas comenzar un proceso terapéutico

Un psicólogo te ayuda si estás pasando por estas situaciones difíciles en tu vida:

  • Te sientes desmotivado y con poca energía: Si vives tus días con baja energía y las cosas que te emocionaban antes no lo hacen más, puede ser un síntoma de depresión, por lo que un terapeuta te puede dar técnicas para activarte.
  • No puedes dejar de pensar en un recuerdo doloroso de tu pasado: Si tu mente sigue trayendo un trauma de tu pasado y no te deja en paz, puede ser que sea momento de discutirlo con un profesional de la salud mental, para así quitarle poder e irlo superando.
  • Tienes problemas en tus relaciones: Si estás teniendo peleas o malentendidos constantes en tus relaciones personales, sea con amigos, familiares o colaboradores, la terapia te ayudará a entender la raíz de esos problemas y cómo solucionarlos.
  • Te sientes tan estresado que llegas a presentar síntomas físicos: Cuando tus niveles de estrés o ansiedad son tan altos que se manifiestan a nivel corporal, ese es tu cuerpo indicando que es momento de pedir ayuda.
  • Te sientes muy inseguro o con baja autoestima: En terapia, puedes comenzar a trabajar en aceptarte y ser más confiado, reconociéndote como una persona de valor y que se merece una buena vida.
  • Tus seres queridos están preocupados por ti: Si tus amigos y familiares te recomiendan ir a terapia, lo probable es que te vean atravesando mucho dolor y quieran lo mejor para ti. Es momento de escucharlos.
  • Tienes dudas sobre tu futuro: En terapia, puedes discutir la incertidumbre que te genera tu futuro, ayudando así a aliviar la ansiedad al respecto.
  • Sientes malestar en tu vida diaria: Si constantemente tienes emociones y pensamientos negativos, recuerda que no hay necesidad de sufrir en silencio. Un terapeuta te da herramientas para sobrellevar lo que necesites y no desbordarte.
  • Has probado otras cosas y nada funciona o ayuda: Si has buscado ayuda en hablar con amigos, hacer ejercicio, comer y/o dormir mejor, técnicas de autoayuda, y nada ha funcionado, acudir a un profesional puede ser lo mejor.

Te recomendamos: ¿Por qué sanar? – De eso no se habla: Un podcast de Terapify

¿En qué momentos debería ir a terapia?

Frente a ciertos eventos vitales, es bueno recibir las recomendaciones y el apoyo de un terapeuta, para así poder manejarlos de la mejor manera posible. Hay algunos momentos en los que se vuelve aconsejable comenzar un proceso terapéutico.

Es recomendable acudir a un psicólogo si…

  • Estás pasando por un proceso de pérdida: Después de una pérdida, de un ser querido o algo importante para ti, siempre hay un proceso de duelo. En la terapia de duelo , aprenderás a manejar las emociones que surgen y evitar que se convierta en un duelo patológico.
  • Vas a tener un cambio en tu estilo de vida: Sea una mudanza, cambio de trabajo, un proceso de maternidad o paternidad, entre muchos otros, un psicólogo te dará consejos y herramientas para poder adaptarte frente a los cambios.
  • Quieres superar un temor: Un miedo o una fobia puede interrumpir tu vida diaria, pero un terapeuta te puede ayudar a superarlo.
  • Has pasado por una situación traumática: Cuando has vivido un evento difícil, este puede impactar tu vida diaria, por lo que resulta indicado ir a un terapeuta que te ayude a procesar tus emociones de manera segura.
  • Tienes un problema de abuso de sustancias: Recuerda que pedir ayuda es el primer paso para comenzar a tener una relación más saludable con las sustancias que consumes y disminuir los problemas que traen a tu vida.
  • Buscas dormir mejor: No dejes que el estrés afecte tu descanso. Consigue técnicas para superar el insomnio y tener un sueño reparador.
  • Tienes problemas de pareja: Sea a nivel de comunicación, establecer límites, o peleas, se pueden superar hablando individualmente con un psicólogo o comenzando una terapia de pareja.
  • Tienes un diagnóstico de un trastorno mental: Cada trastorno es su propio mundo, por lo que puedes obtener un psicólogo especializado en este para aprender las técnicas que mejor te funcionan a ti.
  • Te sientes solo: La soledad no es un sentimiento fácil de manejar, pero con un terapeuta se puede volver más sencillo.
  • Quieres hablar con alguien: Acudir a una cita de terapia te permitirá compartir tu día con alguien y sentirte escuchado. Así, te permitirá entender este sentimiento y desarrollar herramientas para manejarlo.

¿Por qué razones ir al psicólogo?

La terapia no es solo para cuando te sientes mal, sino que es una herramienta para llevar una mejor vida. Incluso, los momentos en que te sientes más motivado pueden ser los mejores para comenzar un proceso terapéutico. La terapia sirve para superar tus problemas, así como para trabajar en ti mismo y en tu mejora personal.

Hay varias razones positivas para ir a terapia:

  • Conocerte mejor y ganar confianza en ti mismo, aceptando tus virtudes y defectos
  • Mejorar tus relaciones personales y conectar de manera saludable con tus amigos, familiares y conocidos
  • Profundizar en tu sentido de vida y potenciar tu crecimiento personal
  • Conectar, expresar y manejar tus emociones, tanto positivas como negativas
  • Dejar el pasado atrás y perdonar
  • Tener un espacio seguro y confiable para conversar sobre tu vida

En conclusión, si estás buscando trabajar en ti mismo, o resolver tu malestar emocional, dificultades en tus relaciones o cualquier otro problema, la terapia es el espacio indicado  para ti. Recuerda que está bien no estar bien.

Da el primer paso hacia tu bienestar hoy.

Te recomendamos: ¿Cómo saber si necesito un psicólogo

Referencias

  1. Marken, R. S., y Carey, T. A. (2015). Understanding the change process involved in solving psychological problems: A model-based approach to understanding how psychotherapy works. Clinical Psychology and Psychotherapy, 22, 580-590.
  2. Olivine, A. (2022). 8 benefits of therapy. Recuperado de: https://www.verywellhealth.com/benefits-of-therapy-5219732 
  3. Wampold, B. E., e Imel, Z. E. (2015). The great psychotherapy debate: The evidence for what makes psychotherapy work (2da edición). Routledge.
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *