Mitomanía: síntomas, causas y tratamiento

Mitomanía. Psicólogos en línea.
0Shares

La mitomanía también se conoce como pseudología fantástica. Es un problema al que se le debe prestar atención.

Es un trastorno psicológico que consiste en una conducta repetitiva del acto de mentir.

Por medio de sus mentiras, el mitómano busca beneficios inmediatos.  Tales beneficios pueden ser la admiración o la atención.

De igual forma, es necesario saber que las mentiras de un mitómano se originan espontáneamente.

Un mitómano miente con la finalidad de evitar un castigo, o justificar una impuntualidad o incumplimiento.

La mitomanía es una conducta adictiva, se adquiere por repetición, y es reforzada con la impunidad o atención que se logra.

Un estudio determinó una prevalencia de casi 1 mitómano de cada 1.000 menores de edad y 10 de cada 100 en la etapa adulta.

En la Universidad del Sur de California, una investigación reveló que en un 40% de los casos de mitomanía, las personas presentan epilepsia y antecedentes traumáticos o de infección.

La ayuda de un psicólogo online o de uno presencial, será positiva para superar este tipo de trastorno.

Síntomas de la mitomanía

La mitomanía es un trastorno psicológico cuyos síntomas puedes identificarse con un poco de consciencia sobre sí mismo.

Tan solo debes prestar atención a los siguientes signos:

  • Niveles de ansiedad elevados cuando se presentan las condiciones ideales para mentir.
  • Pensamientos frecuentes que incitan a mentir.
  • Dificultad para resistir el impulso de mentir.
  • Satisfacción cuando no se descubren las mentiras.
  • Baja autoestima
  • Pocas habilidades sociales

Además de estos síntomas, se puede identificar a una persona con este trastorno porque progresivamente va incrementando la magnitud de sus mentiras.

También se debe tener en cuenta que la mitomanía puede ser parte de otros problemas mentales, y que se presente junto a otras adicciones.

Es por ello que, ante la presencia de los síntomas mencionados, se acuda a un especialista para que establezca el diagnóstico y correspondiente tratamiento.

Causas de la mitomanía

Las causas de la mitomanía se han estudiado en los últimos años desde ciencias como la biología.

Un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry, establece que una de las causas de la mitomanía es un desequilibrio neurológico.

El estudio establece que los mitómanos tienen un incremento de materia blanca del cerebro.

Según el Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neurosciences, los mitómanos sufren de disfunción hemitialámica derecha.

También hay causas psicológicas como la baja autoestima, que los lleva a buscar atención.

Tratamientos para la mitomanía

Para combatir la mitomanía se necesita reeducar la percepción de la realidad del paciente. Y esto requiere tanto de la ayuda de un psicólogo como del compromiso del paciente.

Una desventaja es que el mitómano no reconoce su problema. Por lo tanto, no busca la ayuda profesional o se inventa mentiras para no asistir a consultas.

El tratamiento más efectivo es la psicoterapia. Para lo que se necesita la participación de un psicólogo online o convencional.

Hay tratamientos a base de psicofármacos, que deben ser suministrados exclusivamente por un especialista. Por lo general estos tratamientos dependen de la presencia de síntomas de otros tipos de trastornos psicológicos.

En caso de presentar algunos de los síntomas de la mitomanía, no dudes en consultar a un profesional.

La ayuda a tiempo te permitirá librarte de las consecuencias de este trastorno de la personalidad.

También puedes compartir este artículo a través de tus redes sociales, pues será de mucho beneficio para tus amigos.

0Shares

2 comentarios en “Mitomanía: síntomas, causas y tratamiento”

  1. Saludos, consulta, es mitomania este caso:
    Mi pareja y yo aunque vivimos en la misma ciudad no vivimos juntos, en algunas ocasiones trata de desvirtuar la realidad, por ejemplo: el domingo anterior andaba en una actividad deportiva a las 6am, no hay problema, el problema es q ella sostiene que estaba en la casa durmiendo y lo sostiene aún presentando pruebas de que ella estaba ahí, y lo más grave es q se aferra a q no es ella aún con pruebas en mano,
    Eso es mitomania?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *