Problemas de pareja: ¿Qué debes evitar?

Problemas de pareja

Incluso en las relaciones sanas, se sabe que el tener problemas y discusiones es inevitable. Por lo general, asociamos el poco conflicto con la felicidad en una relación; sin embargo, se ha podido ver que la clave de una relación larga no es que no exista el conflicto, sino que la pareja aprenda a manejarlo.

El problema es que no siempre nos enseñan a manejar el conflicto de la mejor manera. Esto nos lleva a tener algunos problemas, por ejemplo, comunicarnos de manera hiriente, no escuchar ni tratar de llegar a un entendimiento mutuo, o incluso evitar el conflicto por completo.

Por eso, hoy queremos compartir contigo algunos consejos para manejar el conflicto con tu pareja. Comencemos por aquello que debemos evitar.

¿Qué evitar al discutir con tu pareja?

Hay ciertas tendencias a las que recurrimos cuando estamos en una discusión. Quizás las hemos desarrollado por lo que hemos visto, a partir de distintas experiencias en las que han sido necesarias, o quizás porque pensamos que es la mejor forma de solucionar los problemas.

Sin embargo, estas estrategias muchas veces no nos ayudan a llegar al problema real, e incluso nos pueden traer mayores problemas. Por eso, es importante saber identificarlas y aprender alternativas más efectivas:

  • Estar a la defensiva: A veces cuando nos sentimos acusados de algo, tendemos a ponernos a la defensiva. Esto no nos ayuda a solucionar el conflicto. No nos permite escuchar realmente a la otra persona, entender la necesidad que está detrás de lo que nos dice ni asumir que a veces podemos contribuir a un problema. Es importante aprender a ir más allá del tratar de no ser el culpable, y que el objetivo sea solucionar el problema de la relación.
  • Sobregeneralizar: Cuando estamos enojados, a veces podemos decir frases como “siempre haces eso” o “nunca lo haces”, sin embargo, esto suele llevar a las personas a ponerse defensivas. Trata de ser específico y quedarte en el problema actual. Asimismo, trata de basarte en los hechos que sucedieron y no hacer juicios sobre la otra persona.
  • Evitar el conflicto: Si bien el conflicto es incómodo, evitarlo sólo exacerba los problemas. Nos lleva a guardarnos aquello que nos molesta hasta explotar, y terminar comunicándonos de una manera hiriente. Pareciera que nos ahorraría problemas, pero en realidad solo acumula la tensión, resentimiento y hace que no estemos a gusto en nuestra relación.
  • Buscar ganar la pelea: Muchas veces, al discutir, tratamos de “ganar”. Tratamos de ser quien está en lo correcto, en lugar de buscar un entendimiento mutuo. El objetivo debería ser llegar a un acuerdo y respetar las necesidades de ambas partes. El buscar ganar nos puede llevar a culpabilizar al otro y a no observar nuestro papel en un problema.

Si identificas alguna de estas tendencias en ti, quizás sea momento de hacer algunos cambios. Sabemos que no es fácil, porque nadie nos enseña a hacerlo, además de que una situación de conflicto es un momento vulnerable que puede tocar alguna de nuestras heridas. Por eso, ahora te queremos compartir algunas estrategias para manejar los problemas de pareja.

¿Cómo manejar los problemas de pareja?

  • Ahonda en el problema: Pregúntate: ¿Qué hay detrás de esta discusión?¿De qué es realmente este problema? Por lo general, hay una necesidad detrás de cualquier discusión, por lo que en lugar de quedarnos en el problema superficial, es importante ahondar.
  • Dale tiempo al conflicto: A veces tratamos de salir de él lo más rápido posible, pero toma tiempo el resolver un conflicto de manera profunda. Para esto, es necesario aprender a lidiar con la incertidumbre y tolerar estos momentos.
  • Demuestra vulnerabilidad: En lugar de culpar a la otra persona, o ponerte en una postura defensiva, comparte lo que realmente sientes y piensas. Habla desde lo que tú sientes, y no cómo te “hace sentir” la otra persona.
  • Autoregúlate: Date pausas durante el conflicto para que vuelvas a un estado de calma. Puedes tomarte 20 minutos para respirar, caminar, meditar (o lo que necesites hacer) para luego retomar la conversación.
  • Comienza suave: Si quieres comunicar algo que no está bien en la relación, hazlo de manera suave, las conversaciones por lo general terminan de la misma manera en la que comienzan.
  • Acepta influencia: Acepta que la otra persona también puede traer opiniones y soluciones valiosas. Recuerda que al llegar a un punto medio en una conflicto, todos ganamos y perdemos algo. Lo importante es sentirnos comprendidos y respetados.

Es importante recordar que estas estrategias se construyen con el tiempo. Las relaciones requieren trabajo, y está bien hacer el esfuerzo de aprender a comunicarnos mejor con nuestra pareja. De la misma forma, estas estrategias aplican para todas nuestras relaciones.

Si te encuentras teniendo problemas con tu pareja, recuerda que la terapia de pareja siempre será una buena opción. Este es un espacio individualizado, guiado por un especialista, donde te enseñarán a navegar los distintos problemas que puedan existir y mejorar la relación. Si tienes alguna pregunta sobre este tipo de terapia, no dudes en contactarnos. Buscar ayuda profesional siempre es una buena idea.

Referencias

  1. Ayietim (2021). 11 Conflict Resolution Mistakes In Relationships. Recuperado de: https://ayietim.com/2021/07/19/11-conflict-resolution-mistakes-in-relationships/ 
  2. Marshall, A. (2022). Three Common Mistakes Couples Make During Conflict. Recuperado de: https://www.gottman.com/blog/three-common-mistakes-couples-make-during-conflict/ 
  3. Scott, E. (2020). Conflict Resolution Mistakes to Avoid. Recuperado de: https://www.verywellmind.com/conflict-resolution-mistakes-to-avoid-3144982 
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

5 comentarios en “Problemas de pareja: ¿Qué debes evitar?”

  1. Pingback: Emociones: ¿Qué son y para qué sirven? - Terapify

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *