Vínculos afectivos: qué son y cómo se desarrollan

Vinculos afectivos psicólogo online
0Shares

Como seres humanos necesitamos socializar. Este es un factor que es indispensable para un desarrollo sano e integral.

Ahora bien, existen diversos condicionamientos que nos dificultan establecer vínculos afectivos.

Además de los condicionamientos, algunos problemas en la salud mental también pueden afectarnos.

Por esta razón es necesario que conozcamos más sobre los vínculos afectivos, pues de esa manera podremos identificar si tenemos problemas para establecerlos.

Hay que destacar también que estos vínculos se manifiestan desde la niñez, por lo tanto nuestras experiencias o vivencias son fundamentales en este aspecto.

Si identificas problemas para establecer vínculos afectivos, lo mejor es que busques ayuda. Un tratamiento adecuado te permitirá superar tales problemas.

En este sentido un psicólogo online será de mucho beneficio, si has pensado en esta posibilidad, no lo dudes y toma acción.

¿Qué son los vínculos afectivos?

Cuando se habla de vínculos afectivos se hace referencia a una relación de amor y de cariño, que es establecida entre dos personas.

Por lo tanto, son los vínculos que se establecen en los distintos tipos de relaciones, como familiares, de pareja, u otras.

Estos vínculos se dan porque como seres humanos vivimos, y nos desarrollamos, en familia y sociedad.

Por tal motivo los vínculos afectivos están presentes en todo lo que hacemos.

Estos vínculos son influenciados por la interacción. Es importante tener en cuenta que son un factor fundamental en la formación del ser humano durante la niñez.

 ¿Cómo se desarrollan los vínculos afectivos?

Para entender cómo se desarrollan los vínculos afectivos, hay que tener en cuenta que en un principio se explicaba como un proceso de condicionamiento clásico.

Esto se ilustra en la relación de madre e hijo.

El niño necesita una cuidadora que le provea, por lo que la madre se asociaría en su mente con la supervivencia.

Pero esta teoría fue sustituida por otras más acertadas, gracias a los diversos estudios.

Es así como hoy en día se explica el desarrollo de los vínculos afectivos como la aparición de vínculos emocionales.

Y estos vínculos emocionales se desarrollan a medida que nos relacionamos con otros.

Pero despiertan esencialmente gracias a una serie de conductas que se dan durante la interacción.

Los vínculos afectivos desde la niñez surgen gracias a que nuestras necesidades son atendidas.

En la medida en que crecemos, presentamos diversas necesidades. Cuando estas son cubiertas, desarrollamos emociones de apego.

Es por ello que resulta importante mostrar interés por las preocupaciones e intereses de nuestros hijos. Como también lo es recibir gestos de preocupación e interés.

Cuando esto se presenta desde nuestra niñez, tenemos un desarrollo sano a nivel emocional y de nuestra personalidad.

Si no recibimos esta clase de gestos, tampoco estaremos en capacidad de darlos.

Y es lo que sucede con algunas personas, que presentan dificultad para poder establecer vínculos afectivos y desarrollar amistad, o tener relaciones sanas.

Otra de las formas en las que se desarrollan los vínculos afectivos tiene que ver con la expresión de cariño.

Cuando se expresa cariño con palabras, elogios, abrazos, besos y actitudes, nos hacemos capaces tanto de despertar vínculos emocionales como de establecerlos.

Si presentas problemas para relacionarte, o por el contrario te apegas de forma insana a otras personas, lo mejor es que busques ayuda a tiempo.

De esa manera evitarás el desarrollo de conductas que puedan ocasionarte consecuencias negativas.

Busca la ayuda de un profesional, que estará capacitado para darte un tratamiento adecuado.

Un psicólogo online podrá serte de mucha ayuda.

Comparte este artículo en tus redes sociales, de esa manera podrás ayudar a quienes presenten problemas para establecer vínculos afectivos.

0Shares

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *