Breadcrumbing… ¿realmente tiene interes en mi?

Hombre sentando en su cama viendo su celular

Imagínate… estás hablando virtualmente con alguien desde hace un tiempo y no estás muy seguro de sus intenciones. Te cuesta leer  a la persona y ver lo que realmente quiere. Hay días en los que habla y días en los que no. Entonces decides tomar distancia porque está generándote algo de inseguridad. Y de repente… reaparece, sea con un like, mandándote un mensaje y eso hace que todo el proceso comience de nuevo. Te das cuenta de que estás en un patrón.

Esta experiencia es cada vez más común en la vida romántica actual, especialmente en el mundo tecnológico. Este fenómeno se llama breadcrumbing y hoy te contaremos un poco mas sobre él.

¿Qué es el breadcrumbing?

Esta es otra palabra del diccionario millenial sobre el rechazo o bajo compromiso en las relaciones actuales, como es el caso del ghosting. En este caso, el término breadcrumbing se refiere a las situaciones de cariño o coqueteo intermitente y sin compromiso

Como pudimos ver en el ejemplo, la persona te da señales de interés por redes sociales, pero nunca hay mayor evidencia de hacer algo al respecto, mucho menos iniciar una relación. El contacto del breadcrumber es el suficiente para que la persona no pierda el interés, pero no lo suficiente como para que pase algo más. Por eso también el clásico de regresar después de unos días sin contacto, para mantener a la persona interesada. Pues como se dice, quien se va sin que lo boten vuelve sin que lo llamen.

Esto es muy común en esta época tecnológica, en la que nos comunicamos a través de posts, likes, responder historias y mandar mensajes breves ocasionalmente. Se ha visto que más de un tercio de adultos lo han sufrido, así que si estás leyendo esto es posible que te haya pasado.

Por otro lado, si estamos siendo realmente honestos, es probable que sin saberlo lo hayamos hecho. Es natural querer la atención de alguien de cuando en cuando sin querer necesariamente algo más. O también, querer mantener una comunicación cariñosa y cercana pero no el esfuerzo de una relación. Sin embargo, eso no quita que pueda causarle un daño a la otra persona, especialmente si está realmente interesada. 

¿Quién hace breadcrumbing?

Como mencionamos, es muy probable que la persona que hace breadcrumbing no sepa lo que está haciendo. Quizás no sabe el trasfondo psicológico o consecuencias que puede generar. De cualquier forma, esto no lo excusa, porque al involucrarnos de alguna forma romántica con alguien, es necesario que las intenciones estén claras y tener responsabilidad afectiva.

Además, en algunas investigaciones se ha podido relacionar con ciertas características de personalidad:

  • Personas que quieren recibir atención pero mantenerse disponibles
  • Personas que necesitan atención para mantener su autoestima
  • Personas que tienen dificultades de comunicación por no expresar lo que realmente quieren

¿Por que es tan común?

Es verdad que se puede dar por distintos motivos dependiendo de cada persona, pero hay motivos de la vida actual que lo vuelven una constante.

Amor virtual y líquido

En este mundo de amor virtual las relaciones románticas estables y sólidas cada vez parecen ser menos frecuentes. Estamos en una época donde queremos todo fácil y si algo no nos gusta entonces lo descartamos y pasamos a lo siguiente. No nos comprometemos porque eso implica trabajo y rechazar otras opciones que podrían venir en el futuro.

Asimismo, el amor por apps impulsa esto aún más. Se ha notado que solo uno de cada 500 swipes termina en un intercambio de números de teléfono. Imagínense el número que debe de ser para citas reales o relaciones. Además, la virtualidad hace que no consideres a la persona con la que te relacionas una persona real en tu vida. Por lo que hay una sensación de que no hay un compromiso ni se deben explicaciones. De esta forma, es más conveniente e involucra menos culpa.

Vida profesional demandante

Algo que todos sabemos es que cada vez hay mas presión para crecer profesionalmente. Esto también influye en que queramos algo que no demande demasiado tiempo pero que nos permita sentir esa necesidad de atención y cariño cubierta. Quizás para lo único que alcanza nuestra atención es para unos cuantos mensajes coquetos al día que nos distraigan de los quehaceres, pero no queremos el esfuerzo de construir algo serio.

No tomarlo a la ligera 

A pesar de esto, es necesario reconocer que puede tener consecuencias. No podemos omitir que cuando no podemos leer a la otra persona, o cuando nos dan cariño un día sí y al otro no, se genera cierta ansiedad e incertidumbre, que en ciertas personas y situaciones se puede volver una especie de adicción.

¿Por qué el breadcrumbing es tan poderoso?

Estas situaciones pueden llegar a ser adictivas para quienes las sufren, ya que se basan en el “refuerzo intermitente”. ¿Qué significa eso? Se refiere a que uno recibe una “recompensa” (es decir, el cariño y atención) de manera inesperada y poco constante, entonces aumenta la probabilidad de estar pendiente por si se vuelve a dar.

En simple, somos más sensibles a lo variable que a lo constante. Si te dan algo todos los días, ya te acostumbras, incluso te aburres, sabes que lo tienes. Pero si solo te lo dan de vez en cuando, te mantienes pendiente por si lo vas a recibir, sabes que no lo tienes garantizado. Como pasa mucho, queremos lo que no podemos tener. 

Si te identificas con esto y crees necesitar ayuda, quizás la mejor opción es contactar a un psicólogo con quien puedas hablar sobre el tema y que te brinde las herramientas adecuadas para afrontarlo. Si tienes alguna pregunta al respecto, no dudes en contactarnos.

¿Cómo saber si alguien me está haciendo breadcumbing?

Ahora que ya sabemos en qué consiste este fenómeno, podemos pensar en qué hacer para no caer en él. En primer lugar, es necesario basarse en los hechos más que en las palabras. Si te dice para verse pero esto nunca pasa, o se ven y realmente no sientes un interés, es momento de pasar la página.

  • No parecen tener mucho interés en verte: Quizás hablen de querer hacer planes pero esto no sucede. Parece que quisieran más el contacto de conversar en el día a día, que de realmente concretar el encuentro.
  • No puedes leer sus intenciones: Muestran interés de manera impredecible. Te cuesta identificar si es interés romántico o si solo están conversando. 
  • Hay una mezcla entre frío y calor: Quizás a veces son cariñosos, luego no muestran interés en hablar, se demoran en contestar los mensajes, etc.

¿Cómo evitar el breadcrumbing?

Ahora que ya sabemos en qué consiste este fenómeno, podemos pensar en qué hacer para no caer en él. En primer lugar, es necesario basarse en los hechos más que en las palabras. Si te dice para verse pero esto nunca pasa, o se ven y realmente no sientes un interés, es momento de pasar la página.

La comunicación es lo principal

Si necesitas certeza sobre lo que piensa la otra persona, comunícate y búscala. Siempre es posible que no sea una respuesta que te guste, pero a veces eso es mejor que no tener una respuesta y estar en esta dinámica por meses o años.

Respeta tus necesidades

Si lo que buscas es una relación, no finjas que esto no es así. Puede que ese sea el mensaje que estés dando y lo que podrías terminar por recibir. Recueda que tú pones el estándar de cómo quieres que te traten y si tú estás poniendo cierto esfuerzo, mereces lo mismo.

Si bien el salir de esta dinámica no es fácil y puede implicar cierto dolor,  es importante darse un espacio para procesarlo y no continuar un vínculo que puede estar teniendo efectos negativos en tu salud mental.

Referencias

  1. Beauchamp, M. (2021, 24 de marzo). Everything You Need to Know About “Breadcrumbing”. Recuperado de https://www.brides.com/what-is-breadcrumbing-5105353 
  2. Bishop, K. (2019, 4 de marzo). In Defense of Modern Dating’s Most Maligned Trend. Recuperado de https://repeller.com/in-defense-of-breadcrumbing/ 
  3. Navarro, R., Larrañaga, E., Yubero, S., & Víllora, B. (2020). Psychological Correlates of Ghosting and Breadcrumbing Experiences: A Preliminary Study among Adults. International journal of environmental research and public health, 17(3), 1116. https://doi.org/10.3390/ijerph17031116
  4. Rodríguez-García, M. C., Márquez-Hernández, V. V., Granados-Gámez, G., Aguilera-Manrique, G., Martínez-Puertas, H., & Gutiérrez-Puertas, L. (2020). Development and Validation of Breadcrumbing in Affective-Sexual Relationships (BREAD-ASR) Questionnaire: Introducing a New Online Dating Perpetration. International journal of environmental research and public health, 17(24), 9548. https://doi.org/10.3390/ijerph17249548
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *