Ansiedad social: Síntomas y tratamiento

Ansiedad-social

La ansiedad social va más allá de sentirse nervioso/a en ciertas situaciones sociales, como por ejemplo, ir a una cita o dar una presentación importante. Es una dificultad que puede impactar distintas áreas de nuestra vida, por eso, es importante saber qué es, los síntomas que presenta y qué tipos de tratamientos son efectivos para la ansiedad social.

Entonces… ¿qué es la ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, es un tipo de trastorno de ansiedad que se presenta en las interacciones sociales. Este se experimenta como un miedo abrumador, que gira principalmente en torno a ser examinado o juzgado negativamente por los demás.

Este miedo puede generar una evitación ante ciertas situaciones que puede afectar relaciones, rutinas diarias, trabajo, escuela u otras actividades.

Suele comenzar durante la adolescencia, y tiende a mejorar a medida que pasan los años, pero para muchas personas no desaparece por sí solo sin tratamiento. De la misma forma, puede empezar durante la adultez por distintas causas.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad social?

Como mencionamos, la ansiedad social va más allá de la timidez o nerviosismo en ciertas situaciones. Te presentamos algunos de los síntomas más comunes.

Síntomas conductuales y emocionales:

  • Miedo a situaciones en las que pueda ser juzgado
  • Preocupación por avergonzarse o humillarse a uno mismo
  • Miedo intenso a interactuar o hablar con personas nuevas
  • Evitar el contacto visual
  • Miedo a que los demás noten que se está experimentando ansiedad o miedo
  • Evitar hacer cosas o hablar con la gente por miedo a la vergüenza
  • Miedo a los síntomas físicos que pueden causar vergüenza (sonrojarse, sudar, náuseas, temblar o tener la voz cortada)
  • Evitar situaciones en las que podrías ser el centro de atención
  • Ansiedad ante la anticipación de una actividad o evento temido
  • Miedo intenso o ansiedad durante situaciones sociales
  • Análisis del desempeño e identificación de fallas en tus interacciones después de una situación social
  • Expectativa de las peores consecuencias posibles de una experiencia negativa durante una situación social
  • Dificultad para hacer cosas cuando otros están mirando

Los síntomas del trastorno de ansiedad social van a variar de persona a persona, cada uno lo vive de manera diferente. Es importante aprender a reconocerlos y recibir tratamiento, de ser necesario.

Además, se ha encontrado que muchas personas que presentan ansiedad social también suelen tener otras dificultades de salud mental, como depresión, trastorno de ansiedad generalizada o trastorno de pánico.

En el caso de los niños, la ansiedad por interactuar con adultos o compañeros puede manifestarse a través de llantos, rabietas, aferrándose a los padres o negándose a hablar en situaciones sociales.

¿Qué tratamientos para la ansiedad social existen?

El tratamiento dependerá de cuánto afecta el trastorno de ansiedad social al funcionamiento del día a día. Usualmente, los tratamientos más efectivos combinan psicoterapia, cambios en el estilo de vida y en ciertas ocasiones medicación.

Psicoterapia:

La psicoterapia mejora los síntomas en la mayoría de las personas con trastorno de ansiedad social. En la terapia, puedes aprender a reconocer y cuestionar los pensamientos negativos que tienes sobre ti mismo y desarrollar habilidades para ganar confianza en situaciones sociales.

Se ha encontrado que la terapia cognitiva conductual es el tipo de psicoterapia más eficaz para la ansiedad. En ella, usualmente se aprenden herramientas y se utiliza la exposición gradual, donde te enfrentas a situaciones temidas poco a poco con el objetivo de ir reduciendo el temor y aprendiendo a manejar los síntomas.

Medicación:

Si estás experimentando síntomas de manera muy intensa, es probable que tu terapeuta trabaje de la mano con un psiquiatra para evaluar si es necesario tomar alguna medicación. Recuerda, es indispensable acudir a un profesional y llevar ambos tratamientos (psiquiátrico y psicológico).

Cambios en el estilo de vida:

Se ha encontrado que tener hábitos saludables ayuda a reducir los síntomas de la ansiedad. Cuidar aspectos como nuestra alimentación, horarios de descanso, actividad física y tiempo libre, pueden tener un impacto muy positivo en nuestros niveles de ansiedad.

Sabemos que experimentar ansiedad social es un reto constante, es sentirse juzgado, no suficiente, o que no perteneces. Por eso, hoy queremos recordarte que no tiene que ser así, que hay ayuda disponible y que puedes aprender herramientas que te permitan construir una vida con mayor bienestar. Una vida que te permita interactuar con personas nuevas y desenvolverte en situaciones sociales con facilidad y confianza.

Referencias

  1. Higuera, V. (2022). Social Anxiety Disorder. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/anxiety/social-phobia
  2. Mayo Clinic. (2021). Social anxiety disorder (social phobia). Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/social-anxiety-disorder/symptoms-causes/syc-20353561
  3. National Health Service. (2020). Social anxiety (social phobia). Recuperado de: https://www.nhs.uk/mental-health/conditions/social-anxiety/
¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *