¿Qué es un trauma psicológico y cuáles son sus efectos?

A lo largo de nuestra vida, desde la infancia, enfrentamos eventos, situaciones, sucesos y circunstancias que pueden dejar una huella, una marca a nivel emocional, psicológico, así como físico.

Incluso, muchas veces no encontramos la mejor manera para manejar tales acontecimientos, mucho menos para evitar sus consecuencias. Puede tratarse de accidentes, desastres naturales, rompimientos, despido, y un sinfín de situaciones.

De igual forma, pueden incluirse dentro de esos acontecimientos que dejan un trauma psicológico, los abusos físicos, emocionales y sexuales.

Los trastornos psicológicos son un problema frecuente, y por lo general no tratado[1]. Si has padecido una de estas formas de violencia o ataque, lo mejor es que te apoyes en sesiones de terapias. Como las que ofrecen los psicólogos en línea.

¿Qué es un trauma psicológico?

La palabra trauma significa herida. Es una huella duradera que puede originarse por situaciones como las mencionadas anteriormente.

Cuando una situación de de peligro potencial o real no ha sido manejada adecuadamente o durante ella, se ha sufrido de un miedo incontrolable, se puede generar este trauma psicológico. De ahí, se pueden causar algunos trastornos mentales y físicos que acompañen a la persona, el resto de su vida

El inicio temprano de enfermedades como ansiedad, depresión, dependencia de sustancias, entre otras, pueden originarse en traumas psicológicos durante la infancia y adolescencia.

Síntomas originados por los traumas

La mejor forma de saber si se ha sufrido un trauma, es a través de los síntomas. En ocasiones se intenta borrar el trauma, como un mecanismo de defensa, y se cree que no hay daños ni consecuencias.

Ahora bien, los traumas pueden identificarse por señales como:

  • Dificultad para dormir
  • Pesadillas por las noches
  • Irritabilidad ante cualquier circunstancia, especialmente ante las que se parecen a las que dejaron el trauma duradero
  • Nerviosismo y ansiedad
  • Miedo ante situaciones que podrían ser normales en el día a día

¿Qué hacer ante los efectos de los traumas psicológicos?

Los síntomas de los traumas son en sí mismos los efectos que originan. El desarrollo de un temor ante situaciones que son normales, sobresalto con facilidad, respuesta exagerada ante algunos estímulos, son efectos en los que debes trabajar.

Es posible recuperar tu salud mental tras un trauma, bien sea inmediato, o bien sea que haya ocurrido durante tu infancia o adolescencia.

Solo necesitas contar con estrategias para afrontar los síntomas. Si detectas confusión y problemas en tus intentos de concentrarte, entonces es probable que estés padeciendo de un trauma psicológico.

La sensación de culpa y vergüenza también puede apuntar a un suceso traumático que te haya marcado. Así como también la indiferencia emocional.

El trauma psicológico puede afectar tu desempeño laboral, tu interacción social y hasta tu desempeño como padre, tus estudios, y muchas cosas más.

Así que lo mejor es que acudas a sesiones de terapia en las que puedas ir redescubriendo el origen del trauma, aprender a manejar los síntomas y superarlos.

Es así como podrás mejorar tu estado de salud mental y hasta física, tendrás mejor competencia emocional, capacidad para gestionar tus emociones, y serás más feliz.

Recuerda que los servicios de psicólogos en línea pueden ser de mucha ayuda para superar los efectos de un trauma psicológico.


[1] https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2013/trauma_mental_health_20130806/es/

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 3 Promedio: 3.7)

1 comentario en “¿Qué es un trauma psicológico y cuáles son sus efectos?”

  1. Hola.
    A mí me ha costado mucho reconocer que mi padre fue un maltratador.
    Le vi pegar a una de mis hermanas. Ella no lo recuerda.
    Ella dice que vio como me pegaba a mí y yo no lo recuerdo.
    Así que sospechamos que mi madre no salió indemne.
    Su primer maltrato fue desarraigarla de su pueblo y de su gente porque padecía unos celos patológicos.
    Mi madre se adaptó a la nueva ciudad, hizo amigos en el vecindario y en las tiendas…y siempre fue muy compasiva con todo el mundo.
    Murió a los 58 años.
    Somos tres hermanas.
    La mayor sufrió más.
    La mediana se libró en gran medida de la psicopatía – o lo que fuera- de mi padre, pero ha desarrollado un carácter antiempatico y desagradable, de modo que el trato con ella resulta muy complicado.
    Yo he sido siempre una persona sociable y empatica.
    Sin embargo, padezco una ansiedad crónica que no puedo superar.
    Me dan miedo los gritos, no soporto las discusiones aún cuando no sean violentas, y desde luego me cuesta concentrarme y tengo pesadillas recurrentes que se repiten desde hace treintaymuchos años.
    No sé si a estas alturas de mi vida puedo superar mi ansiedad, mis miedos..
    Tengo dos hijos a los que quiero mucho y a los que no intento retener.
    Lo que me gustaría decir es que desde la educación, es desde únicamente se podrán evitar patrones de conducta como los que nos han amargado la vida a muchas mujeres.
    Me ha gustado mucho su descripción del trauma infantil
    Un saludo

    A

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *