Síndrome de burnout: cómo afecta a la salud y tratamiento

síndrome de burnout

Últimamente se valora mucho el estilo de vida rápido, sin descansos, enfocado en el logro.  Incluso, nos orgullecemos de quien trabaja más horas, de quien toma menos pausas y quien le brinda disponibilidad absoluta a su trabajo.

El problema con este estilo de vida es que nos puede llevar al burnout. Es decir, nos puede llevar a estar sobrecargados, estresados crónicamente, irritables y a tener algunos problemas de salud. Hoy te contamos un poco sobre este problema y cómo superarlo.

¿Qué es el síndrome de burnout?

El burnout es un estado de agotamiento emocional, físico y mental causado por un estrés excesivo y prolongado. Se produce cuando uno se siente abrumado, emocionalmente agotado e incapaz de satisfacer las demandas constantes.

Se caracteriza por 3 componentes principales

Agotamiento

Este es el componente principal del burnout. Se refiere a una profunda fatiga física, emocional y mental que interfiere con la capacidad de trabajar de manera efectiva. Suele darse por tener demandas constantes, una cultura organizacional en la que esperan disponibilidad absoluta, una gran presión de tiempo, tener demasiadas cosas por hacer, percibir que hay una excesiva dificultad en nuestras tareas, y en general, no disfrutar de lo que hacemos.

Algunos síntomas del agotamiento son sentir que no te puedes concentrar, sentirte agobiado por la rutina laboral y las actividades que solías disfrutar, y en general tener dificultades para comenzar el día laboral. Básicamente es sentir que no tienes energía para hacer nada: trabajar, practicar tus hobbies, compartir con los demás, etc.

Cinismo

Se refiere a una distancia emocional con el trabajo, el involucrarte menos y darle una importancia menor a la que solías darle. En lugar de estar comprometido con los proyectos, clientes y colegas, sientes que ya no te importan, incluso tienes sentimientos negativos hacia ellos. 

Se puede dar a partir de una sobrecarga laboral, pero también puede surgir porque se trabaja en un ambiente de conflicto, injusticias y poca libertad. Así, se presenta como una dificultad para sentirte involucrado en el trabajo, no sentir emociones positivas hacia lo que haces, no tener el deseo de que las cosas en el trabajo vayan bien, y sentirte “en automático”.

Ineficacia

Se refiere a los sentimientos de bajo logro y productividad. Sientes que tienes menor capacidad de lo que solías tener y puedes sentir temor a no poder cumplir con ciertas tareas. Se da cuando ya no disfrutamos lo que hacemos, no nos sentimos motivados, o cuando estamos tan agotados que no podemos dar nuestro mayor esfuerzo. También puede darse cuando estamos en un trabajo donde no nos dan información, expectativas claras o el tiempo suficiente para hacer una tarea.

Causas del síndrome de burnout

Existen distintos motivos por los que una persona puede llegar al burnout. Puede ser por características del lugar donde trabaja, las exigencias que tiene en su vida o el ambiente social donde se encuentra. A nivel laboral, se relaciona a tener una alta carga de trabajo, un trabajo emocionalmente demandante o por dinámicas disfuncionales y caóticas.

A nivel individual, puede relacionarse con ciertas características de la personalidad como por ejemplo: alto nivel de perfeccionismo, dificultades para establecer límites y la necesidad de estar en control y dificultades para delegar. 

Consecuencias del síndrome de burnout

El burnout puede traer distintas consecuencias a nuestra salud física y mental, por el estrés crónico en el que se encuentra nuestro cuerpo en ese estado. Con respecto a la salud física, puede incrementar nuestras probabilidades de desarrollar condiciones como diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedades cardiacas.

Por otro lado, aumenta nuestras posibilidades de desarrollar síntomas de ansiedad, depresión y desregulación emocional. De la misma forma, puede incrementar nuestro consumo de sustancias, perjudicar nuestras relaciones interpersonales y causarnos problemas en el trabajo por nuestro desempeño.

Tratamiento del síndrome de burnout

Para superar el burnout debemos hacer cambios importantes en nuestro estilo de vida. No se va a ir porque tomemos vacaciones y luego volvamos a nuestra vida tal cual era. Debemos de aprender a que el autocuidado sea parte de nuestro día a día, a descansar, a encontrar un balance entre nuestra vida y el trabajo, y más.

Si notas que presentas muchos síntomas de burnout,  y estos están afectando distintas áreas de tu vida, es importante buscar ayuda de un profesional. Un psicólogo puede ayudarte a desarrollar las herramientas adecuadas para superar el burnout.

Referencias

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 10 Promedio: 4.8)

7 comentarios en “Síndrome de burnout: cómo afecta a la salud y tratamiento”

  1. Sabes que soy medica. Tengo 60 años. Todavia no me jubilo. Hace 40 años atiendo pacientes. Una exigencia social en aumento. Maltrato de pacientes. Exigencias de mis superiores como si tuviera 20 años. Y obviamente en los hospitales de aca de Chubut que ni siquiera nos pagan en tiempo y forma.

  2. Hola. Tengo un empleo de técnico instalador y por las noches voy a la universidad donde estudio ingeniería, y sería genial si no fueran ambos entornos con mayoría de varones. Llegué a inscribirme en materias adicionales anticipándome al hecho de q sea discriminada en la industria y deba dedicarme a la docencia, y en el trabajo me esfuerzo más para demostrar q soy aún mejor q mis compañeros varones, sin embargo esto no me quita esta sensación constante. Para evitar el sueño q me daba luego de cada comida ceno muy poco y tomo café y aspirinas, llegando a pasar madrugadas enteras sin dormir mientras estudio. Y últimamente me siento como un robot.
    Gracias por el artículo.

  3. Hola . Quisiera compartir mí experiencia con respecto a este síndrome.Solia llorar todo el camino al trabajo,me estaba matando la angustia. Tomé la decisión de cambiar de trabajo pese a todo,y les puedo asegurar que fue una gran y renovadora decisión. No tengan miedo ,elijan por sobre todas las cosas la salud . Éxitos!!!!

  4. soy nueva en un puesto gerencial. Hace 5 meses que estoy, estoy contenta con el trabajo, aun hay cosas que estoy aprendiendo, pero me pasa lo que describen arriba… entre la pandemia y todo en mi trabajo anterior me he tomado dias de vacaciones pero me he quedado en casa y creo q estoy muy cansada y debe ser por eso. es logico tener esto si es un trabajo que a uno le gusta? estoy como gerente de ventas, y me pasa que me agotan los clientes y mis compañeros a veces 🙁

    1. Hola Valeria, muchas gracias por escribirnos. Así es, a veces el agotamiento puede aparecer a pesar de encontrarnos en un trabajo que nos gusta. Más que por el disfrute del trabajo, viene por la carga asociada a este y estrés que puede generar. Por ello, es muy importante evaluar la carga y establecer límites. Esperamos que te vaya muy bien, recuerda que nunca está de más pedir ayuda de un especialista.

  5. Cambie de trabajo hace un año, el lenguaje institucional, los procesos, estar siempre home office y los compañeros fueron desde un inicio muy complicados. Tuve que incorporarme a un ritmo muy acelerado de trabajo aun sin entender bien que estaba haciendo, simplemente iba con la marea. Al paso de las semanas mi agenda estaba llena de juntas en donde no sabía contexto de las cosas solo me llenaba de más carga. Este ritmo me llevo a iniciar mi jornada de trabajo a las 4am todos los días (a veces antes) para prepararme para todo el mundo de trabajo que tenía por delante en el día, después de 9 meses así me siento agotado, agobiado y sin sentido de pertenencia hacía la empresa. Hoy he informado a mi jefe que dejaré el trabajo porque necesito hacer una pausa y buscar ayuda

    1. Hola Héctor, muchas gracias por escribirnos y por la confianza. Suena a que tuviste una experiencia muy dura en el trabajo que mencionas, lamentamos oír eso. Para evitar estas situaciones, creemos que es muy importante aprender a regular el estrés, establecer límites con nuestro tiempo y estar en lugares que respeten esos límites. Lamentamos que te estés sintiendo de esa forma. Recuerda que si lo necesitas, nunca está de más pedir ayuda a un psicólogo especialista en el tema. Si quisieras alguna recomendación, aquí estamos para ayudarte, puedes escribirnos a través del chat de la página.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *