10 de septiembre: Día mundial para la prevención del suicidio

Manos sosteniendo la cinta amarilla, símbolo de la conciencia del cáncer, el apoyo médico y la prevención con una mano amiga. Concepto de día de prevención del suicidio

El día mundial para la prevención del suicidio es un evento de concientización y compromiso. Al informar a las personas, reducir el estigma y sugerir acciones de prevención podemos comprometernos y tomar medidas para disminuir la cantidad de suicidios que se dan.

Algunas cifras del suicidio

El suicidio es un problema de salud pública que afecta a muchísimas personas anualmente, pudiendo ser evitable. Esta es una tragedia que impacta gravemente no sólo a los individuos, sino también a las familias y las comunidades que los rodean. Para poder conocer la magnitud del problema, nos parece sumamente importante conocer algunas cifras:

  • Aproximadamente 800 000 personas mueren por suicidio al año, lo cual es aproximadamente una muerte cada 40 segundos.
  • El suicidio es la segunda causa de muerte en el mundo para los jóvenes entre 15 y 24 años.
  • Por cada 25 intentos de suicidio una persona muere por suicidio.
  • El suicidio entre los hombres es cuatro veces más frecuente que en mujeres.
  • Una de cada cinco personas piensa sobre el suicidio a lo largo de su vida.

Evidentemente, el suicidio es un problema que está sumamente presente en el mundo, afectando la vida de muchísimas personas. Incluso, hay miles de personas al día que buscan en internet maneras de quitarse la vida o maneras de suicidarse. Con tanta información accesible y tan poco conocimiento sobre salud mental, es más importante que nunca tomar medidas para evitar este problema.

El primer paso para poder combatirlo es informarnos adecuadamente sobre él. Por eso, debemos conocer algunos de los motivos por los que se da.

¿Por qué se suicidan las personas?

Es difícil imaginar qué fue lo que llevó a una persona a suicidarse. Quizás podemos pensar que estaba pasando por un mal momento, vimos algunas señales o quizás no las vimos. Si bien no se puede conocer la causa exacta de un suicidio, recordemos que es multicausal, y que hay ciertos factores de riesgo que se han podido relacionar a este problema.

Problemas de salud mental

La causa principal del suicidio es la depresión severa. Una depresión severa puede hacer que la persona tenga demasiado dolor emocional, no tenga esperanza, se sienta como una carga y se aísle. Esto puede llevar a que la persona vea la muerte como la única opción. Por ello, se ha podido ver que la mitad de los suicidios se dan por depresión.

Asimismo, se ha relacionado otros trastornos de salud mental con el suicidio. Especialmente la esquizofrenia, bipolaridad y trastorno de personalidad límite. Además, el consumo de alcohol y sustancias son un factor de riesgo, ya que pueden hacer que una persona que se siente suicida actúe de manera impulsiva en un momento de crisis.

Trauma

El haber pasado por una experiencia de trauma puede aumentar el riesgo de suicidio, incluso años después del evento. En un estudio estadounidense se vio que aproximadamente el 22% de personas que experimentaron una violación sexual intentaron suicidarse en algún momento de su vida, lo que nos permite entender el impacto de estas experiencias en una persona.

Otras experiencias como abuso físico o psicológico sostenido en el tiempo también pueden incrementar el riesgo del suicidio. Se ha observado que experiencias como el bullying, acoso, discriminación y violencia familiar se relacionan con síntomas de problemas de salud mental como ansiedad, depresión, desesperanza, desesperación, aislamiento y consumo de sustancias. Todos estos síntomas incrementan el riesgo del suicidio.

Pérdidas

El atravesar una pérdida importante puede incrementar el riesgo del suicidio. Por ejemplo, el estar pasando por situaciones como problemas financieros, pérdidas de trabajo o duelos por  seres queridos, incrementan la probabilidad de desarrollar síntomas de depresión y desesperación. Sobre todo, haber sufrido una pérdida de algún ser cercano por suicidio se considera un factor de riesgo. A estas personas se les conoce como sobrevivientes por pérdida de suicidio, y hay que trabajar de cerca con ellas en su proceso de duelo.

Enfermedades

Se ha asociado algunas condiciones de salud con el riesgo de suicidio. Esto se da especialmente en los casos de enfermedades dolorosas y debilitantes, por ejemplo: cáncer, VIH, insuficiencia renal, esclerosis múltiple, quemaduras en todo el cuerpo y condiciones de dolor crónico. Estas situaciones pueden llevar a una persona a tener síntomas constantes de depresión y ansiedad, sin poder tener esperanza sobre el futuro.

A partir de todo esto, podemos entender que el suicidio es el resultado de un problema de salud mental que no ha sido tratado. Se da por una combinación de factores que pueden llevar a que la persona sienta que no hay otra solución a sus problemas y vea la muerte como la única escapatoria.

Se entiende que una vida llena de sufrimiento es intolerable y se siente como un infierno. Puede ser una vida en la que la persona está en crisis tan fuertes que la idea de querer morir tiene sentido y se considera su única escapatoria. Esta perspectiva nos permite tener empatía, y desde la empatía podemos mejorar nuestra manera de hablar sobre el suicidio y las personas suicidas, así como trabajar en la prevención del suicidio.  

¿Cómo podemos enfrentar la problemática del suicidio?

El suicidio es un tema sumamente amplio y para poder combatirlo necesitamos enfrentarlo por distintos frentes. En tu vida personal, si conoces a alguien que sospechas podría estar en riesgo, hay ciertas medidas que puedes tomar.

¿Cómo ayudar a alguien con pensamientos suicidas?

Uno de los aspectos más importantes es hablar. Se puede pensar que hablar del suicidio es un tema delicado o que puede generar problemas. Sin embargo, las investigaciones demuestran que hablar de manera abierta sobre el suicidio puede salvar una vida, ya que permite que la persona se sienta apoyada y acompañada en su sufrimiento. 

Estas son algunas de las acciones que puedes tomar si conoces a alguien que está pasando por un mal momento y piensas que podría tener pensamientos suicidas:

  • Pregúntale: Diversos estudios demuestran que preguntarle de manera directa a una persona sobre sus intenciones de suicidarse puede generar alivio. El hablar sobre el tema puede incluso disminuir la ideación suicida. Asume que ninguna otra persona se lo preguntará si tú no lo haces. Puedes preguntar “¿Estás pensando en acabar con tu vida?”
  • Escúchalo sin juicios, de manera empática y comprensiva: Escúchalo de manera empática, demuestra comprensión y no juzgues lo que te comenta. Dale a entender que está bien no estar bien. No tengas reacciones exageradas ni lo hagas sentir mal. Recuerda que es una persona que está sufriendo. Puedes decir “Lo que me comentas es perfectamente válido. Lamento mucho tu sufrimiento”.
  • Ayúdale a mantenerse conectado con otras personas: Un gran factor de protección frente al suicidio es el tener una red de apoyo y seguridad. De esta forma, puede sentirse acompañado, querido y animarse a tomar acciones positivas. Puedes comentar “Sabes que siempre cuentas conmigo”. Además, “Recuerda que no estás solo, y sé que es difícil, pero trata de no aislarte y de comunicarte cuando te estés sintiendo mal”.
  • Haz seguimiento: Después de mostrar tu preocupación, no dejes de hablar con la persona. Las investigaciones demuestran que el contacto breve pero constante es una parte importante en la prevención del suicidio. Este seguimiento puede ser en la forma de un “¿Cómo sigues?” por mensaje o en persona.
  • Anímalos a buscar ayuda profesional: La ayuda profesional es extremadamente importante en estos casos. Dirígelo a un centro de ayuda psicológica donde un psicólogo le pueda dar la orientación necesaria. Hacer esto podría salvar una vida. Recuerda que si la persona está pensando en suicidarse, este factor es indispensable. No te guardes la información, sino habla con quienes puedan ayudar a mantenerlo a salvo. Si bien nunca es fácil recomendarle a alguien ir al psicólogo, puedes comentar “Sería valioso que todo esto que me platicas a mí también lo puedas conversar con un profesional de la salud mental”.

¿Qué nos corresponde a nivel social?

Además de las acciones que tomemos en el día a día, hay algunos esfuerzos colectivos que podemos hacer para prevenir el suicidio. Por ejemplo:

  • Promueve el acceso a la salud mental: Motiva a las personas a cuidar su salud mental y buscar tratamientos efectivos a tiempo. De esta forma, los problemas de salud mental serán manejados con anticipación y se evitarán posteriores problemas. También, puedes compartir iniciativas accesibles para promover el acceso de todos.
  • Concientiza a las personas: Comparte información de fuentes confiables sobre el tema. Haz esfuerzos por combatir el estigma alrededor del suicidio y de la salud mental, y discute el tema de manera abierta. Asegúrate de compartir la información de manera responsable.
  • Crea un ambiente seguro: Hay muchas personas que pueden estar pasando por un mal momento. Procura ser amable y considerado con los demás y estar pendiente de las personas que son más vulnerables y presentan riesgo. Recuerda no usar lenguaje estigmatizante que se burle de las personas suicidas, pues no das un buen ejemplo y nunca sabes cómo se siente la persona que te está escuchando.

En este día mundial para la prevención del suicidio recordemos que este es un problema que se puede evitar. Hay distintas terapias que muestran efectividad para personas con riesgo suicida, como la Terapia Cognitivo Conductual, Terapia Dialéctico Conductual y Terapias de Intervención Breve. 

Por último, si estás pasando por un mal momento recuerda que si bien puedes tener motivos para desear morir, siempre hay motivos para vivir. Hay esperanza y no estás solo, siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Referencias

  1. Schimelpfening, N. (2021). Why Do People Commit Suicide? Recuperado de https://www.verywellmind.com/why-do-people-commit-suicide-1067515
  2. Save. (2021). Suicide facts. Recuperado de https://save.org/about-suicide/suicide-facts/
  3. Beyond Blue. (2021). Suicide prevention. Recuperado de https://www.beyondblue.org.au/the-facts/suicide-prevention

¡Haz clic para calificar este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *